Parte Financiera

¿Cómo reducir el riesgo sin bajar la rentabilidad de tu inversión?

En economía existe un axioma que reza <<a mayor riesgo, mayor rentabilidad esperada>>. Cosa muy cierta teniendo en cuenta que cualquiera que tenga cuatro dedos de frente sólo estaría dispuesto a asumir riesgos mayores si estos acarrean consigo la posibilidad de obtener una ganancia mayor.

Por otra parte, el axioma también nos da a entender lo contrario, o sea, a menor riesgo, menor será la rentabilidad esperada. Pero, ¿qué tal si te dijera que existe una manera de ir en contra del axioma? En este artículo quiero compartirte la manera en la cual tus inversiones pueden reducir riesgos sin que eso signifique una reducción en tu rentabilidad esperada por medio del…

Santo grial de la inversión

“Mucha gente piensa que la cosa más importante que puedes hacer es encontrar la mejor inversión. Eso es importante. Pero no existe una gran única mejor inversión.”

Ray Dalio

Mucho se ha hablado de la diversificación. Hay quienes la defienden y otros que prefieren alejarse de ella. Pues este método es sobre diversificación pura, trata, básicamente, de la reunión de varias inversiones con buen potencial pero con baja o nula correlación entre ellas. Veámoslo más detenidamente.

Imagina que entras a un casino y te sientas en una mesa a realizar apuestas. Dada tu estrategia de apuestas hay un riesgo de perder dinero y una rentabilidad esperada que siempre es la misma independiente de la mesa en la que sea que te sientes a apostar. En este caso de una única mesa, sólo podrás ganar dinero (o perderlo) por lo que pase en esa mesa.

Ahora imagina que no sólo apuestas en una mesa, sino que también apuestas con la misma estrategia en otras mesas en simultanea. Habrán algunas mesas que ganen dinero, habrán otras que no, sin embargo el riesgo se ve disminuido dramáticamente mientras tu rentabilidad esperada sigue siendo la misma. La disminución de ese riesgo, dependiendo de la ejecución de esta diversificación, podría llegar a ser de hasta una quinta parte, sobre todo sabiendo que lo que pase en una mesa no afecta a lo que pase en las demás.

Si bien no poseemos el don de la omnipresencia para estar apostando en varias mesas de un casino a la vez, sí podemos aplicar este concepto a nuestras inversiones. Este concepto fue acuñado por Ray Dalio -una de las 100 personas más influyentes del mundo de acuerdo a la revista Time y fundador del fondo de cobertura más grande del mundo-, al cual él llama el Santo grial de la inversión y lo explica en su libro Principles.

Ray escribió, <<Desde mis primeros fracasos, supe que sin importar cuan confiado estuviera al realizar una apuesta, aún así podría equivocarme, y esa diversificación apropiada era la clave para reducir el riesgo sin reducir ganancias. Si pudiera construir un portafolio lleno de fuentes de rentabilidad de alta calidad que fueran apropiadamente diversificadas (que zigzagueen de manera que se balanceen entre ellas), podría ofrecerle a mis clientes un rendimiento general del portafolio mucho más consistente y confiable del que podrían conseguir en otra parte.>>

¿Cómo aplicar esto a tus inversiones? (y a tu vida)

Más que indagar en los detalles numéricos, quiero darte un marco mental claro para que puedas aplicar esta forma de diversificación a tu situación particular.

No sé en qué nivel financiero se encuentra tu vida en este momento, pero si estás desde cero o en negativos debido a deudas, obligaciones y/o malos manejos que se llevan tu dinero en el corto plazo, es hora de empezar a controlar tu dinero. ¿Cuánto dinero te ingresa? ¿Cuánto dinero te gastas? ¿En qué te lo gastas? Etc. Sabiendo las respuestas a estas preguntas, y a otras similares, sabrás qué cosas puedes agregar, qué cosas deberías eliminar, qué cosas deberías aumentar, y qué cosas deberías reducir, en otras palabras podrás presupuestar.

Si ya pasaste el nivel anterior, ahora sí puedes pensar en inversiones. Dos en especial. La primera es la financiera, la cual es una parte de tu dinero que destinas a que trabaje de alguna manera para que, posiblemente, te genere unos rendimientos. Para estos fines existen incontables instrumentos de inversión a los que puedes incursionar con cifras tan accesibles que van desde los 15 dólares en adelante hasta la cifra que sea que te puedas imaginar. No quiero entrar mucho en este punto porque merecería varios artículos que quizá haga en un futuro, por lo pronto puedes utilizar tu parte curiosa para hacer tus propias investigaciones.

La segunda es la inversión que haces en ti. Tú eres un activo, uno generador de riqueza, y como todo activo necesitas revisiones y mantenimiento periódicos, así como también inversiones para que avances de nivel, aumente tu valor e incrementes tu capacidad de generación de riqueza. Si bien aquí pueden ir cosas materiales como arreglar tus dientes, cuidar tu aspecto y tu salud, entre otras, también se trata de alimentar tu mente de forma continua por medio de la educación, la cual sucede con la simple lectura de un libro poderoso, la guía de un mentor, o la inscripción en algún curso de tu interés, entre otras posibilidades. En tu portafolio de inversiones personales, tú deberías estar ahí metido como una de las inversiones con mayor potencial.

Si ya estás en un nivel económico superior en el cual puedes acceder a distintos tipos de inversiones, sobre todo aquellas donde se requiera un capital significativo como la finca raíz o las acciones, aplicará mejor el santo grial de la inversión. La idea es que si, por ejemplo, inviertes en acciones de dos compañías, obviamente tras un análisis juicioso y diligente, lo mejor sería que ambas estén lo menos relacionadas posible para que en caso de que a una le vaya mal, esta no arrastre a la otra en ese espiral de perdidas.

Ray Dalio recomienda de 15 a 20 activos diferentes en tu portafolio, lo cual puede reducir en hasta una quinta parte tu nivel de riesgo sin afectar tu rentabilidad esperada. Puedes tener activos de distintos tipos en tu portafolio, acciones, finca raíz, metales preciosos, bonos de deuda privada, etc. Sin embargo, nunca olvides ponerte a ti dentro de ese portafolio.

“La verdad -más precisamente un entendimiento preciso de la realidad- es la fundación esencial para producir buenos resultados.”

Ray Dalio

Nota 1: Si quieres escuchar una entrevista interesante de Ray Dalio (entrevista)

Nota 2: Si quieres leer dos artículos interesantes al respecto (artículo 1) (artículo 2)


Gracias y felicidades por haber llegado hasta este punto. Espero que tus inversiones engloben cada vez menos riesgo mientras tus ganancias crecen y crecen. Cualquier aporte, duda, pregunta u otros, déjala en los comentarios. Y si quieres que los portafolios personales de otros se beneficien al igual que lo hará el tuyo, comparte este artículo en tus redes sociales. Hasta una próxima publicación.

Ser Insoslayable

Jean Pierre Bernal

contacto@serinsoslayable.com

+57 3016348177

Dejar un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.