Parte Espiritual

24 reglas para tener éxito y vivir una vida feliz y longeva

Siempre he sido creyente de que sólo deberíamos tomar consejos de personas con  las que cambiaríamos de lugar en aquello en lo que nos aconsejan. Por tal motivo, en este artículo te traigo 24 reglas para tener una vida exitosa, larga y feliz, sacadas de una lista hecha por todo lo que Richard Jenrette aprendió durante su vida, la cual fue hallada en su escritorio después de su lecho de muerte el 22 de abril del 2018 a sus 89 años.

Jenrette fue miembro cofundador del banco de inversiones DLJ (Donaldson, Lufkin & Jenrette), el cual fue el primer miembro de la NYSE (New York Stock Exchange) en ir al público. En el año 1973 trabajó con el secretario de estado de los Estados Unidos, Henry Kissinger, durante el periodo administrativo del presidente Richard Nixon. Y posteriormente se convirtió en el presidente de la SEC (Securities and Exchange Commission), entre otro más de sus logros. Además, el fue querido y respetado por muchas personas, por eso me parece un ejemplo perfecto de una vida exitosa y feliz.

Así que, a continuación veremos cada una de sus reglas:

(1) Permanece en el juego. Eso es frecuentemente todo lo que necesitas hacer, no renuncies. ¡Quedate! ¡No seas derrotista!

Uno de los grandes problemas que tienen las mayorías es el deseo de la gratificación instantánea, razón por la que renuncian pronto. Pero, debes tener presente que gran parte de los premios y cosas que valen la pena en la vida se ganan en el largo plazo, así que si renuncias prematuramente a lo que sea que estés trabajando, sólo te privas de lograr tales recompensas valiosas. Además, no porque en este momento no hayan triunfos visibles, significa que estás haciendo las cosas mal y deberías abortar la misión, recuerda que hay cosas que requieren tiempo de maduración para poder verlas y disfrutarlas.

“Hay cosas que sólo requieren tiempo, nueve madres no hacen un bebé en un mes”

Warrren Buffet

(2) No quemes los puentes (detrás de ti).

Hay un dicho popular que dice <<nunca digas que de esta agua no beberé>>, cuyo significado está relacionado con las incontables y curiosas vueltas que puede dar la vida para recompensarte y/o aleccionarte por las cosas que has hecho en tu pasado. La persona que un día ayudaste o humillaste en alguna ocasión puede llegar a ser clave para algo que tú necesites en el futuro, o aquello que cuidaste o destruiste puede ser una pieza indispensable cuando menos te lo esperes.

(3) Recuerda: ¡La vida no tiene una bendición tal como un buen amigo!

  • No puedes tener suficientes de ellos.
  • No dejes un viejo amigo detrás, puede que en algún momento tú lo necesites.

“El antídoto para 50 enemigos es un buen amigo”

Aristóteles

El lazo de amistad que forjes con una persona puede trascender incontables eventos y situaciones, además puede ser un vínculo que genere un poder tal que haga temblar a cualquier adversario. Una amistad verdadera es una relación cuyo valor es incalculable, pero son escasas y requieren de una alimentación mutua continua. Ten tantos amigos verdaderos como te sea posible y mantén contacto con ellos periódicamente para que esa relación se fortalezca cada vez más.

(4) Intenta ser bueno y ¡di <<gracias>> demasiado!

Si hay un hábito que comparten las personas más felices que conozco, ese sería que son muy agradecidos con sus vidas. La palabra gracias, cuando es dicha de forma genuina, es un bálsamo de amor y de paz tanto para quien la escucha, como para quien la pronuncia, así pues agradece por todo aquello que te haga sentir afortunado día tras día. Además, sé bueno y que tus intenciones sean benignas, porque si bien la vida no es justa, siempre seremos recompensados y pagaremos el precio por todo aquello que hicimos.

(5) Mantente informado/¡MANTENTE APRENDIENDO!

La información y el conocimiento son herramientas muy poderosas de las que puedes disponer si estás atento y haces tu tarea. Estar actualizado y tener información vigente te dará una inmensa ventaja a la hora de tomar decisiones, sobre todo aquellas de carácter importante. Y en cuanto al aprendizaje, de nada sirve tanta información si no sabes cómo interpretar los datos, por lo que no se trata de ser una máquina repetidora, sino una persona que aplica y predica correctamente las cosas que aprende en su diario vivir.

(6) Estudia, edúcate, ¡haz tu tarea! y ¡mantente aprendiendo!

“La educación formal te permitirá ganarte la vida. La auto-educación te hará ganar una fortuna”

Jim Rohn

Una persona exitosa está educándose todos los días, aprendiendo cosas que le apasionan y que le aportan para lograr su propósito de vida. Mantenerse aprendiendo es tan importante que aparece tanto en el punto anterior, como en este, puesto que sea lo que sea que te haga feliz y realizado, no podrás obtenerlo sin las técnicas, principios y conocimientos adecuados, por ese motivo para ser feliz y exitoso hay que ser un estudiante vitalicio y una máquina de aprendizaje perpetúa.

(7) Cultiva amigos de todas las edades. En especial más jóvenes que tú.

Soy un fiel creyente de que las nuevas generaciones superarán a sus predecesoras porque tienen más potencial para ser mejores. Por ese motivo, debes rodearte tanto de tus contemporáneos, como de personas con sangre nueva, pues puedes aprender mucho y convertirte en una guía importante para ellos, además es tu responsabilidad aportar a las nuevas generaciones para que el porvenir sea mejor de lo que fue y de lo que ha sido.

(8) Corre con susto. Prepárate de sobremanera.

Siempre que hagamos algo que nos represente mucho valor y/o que englobe incertidumbre, sentiremos miedo naturalmente, por lo que correr con susto significa tomar acción a pesar del miedo, ya que este siempre lo tendrás, pero no puede ser un impedimento para hacer lo que quieres. Por eso, para aminorar ese miedo lo más posible, debes prepararte todo lo que puedas, esa preparación te dará confianza y seguridad, así que no temas en ser meticuloso con ella, siempre y cuando no te paralices por análisis excesivo y tomes acción.

“Todo lo que has deseado está al otro lado del miedo”

George Addair

(9) Sé orgulloso por quien eres, pero ¡no seas engreído! Conoce tu propio valor.

Estoy seguro que tienes tus méritos y que has hecho cosas increíbles, momentos por los cuales deberías estar agradecido y muy orgulloso. Sin embargo, no permitas que tu orgullo se vuelva una niebla ilusoria que desfigure la realidad que hay ante tus ojos y empieces a creer que puedes hacer más de lo que realmente eres capaz. Entonces, ten el orgullo suficiente para reconocer tus fortalezas, como también la humildad para reconocer que no eres infalible.

(10) Planifica anticipando el futuro, pero debes estar preparado para permitir que la oportunidad se presente por sí misma.

El futuro siempre será incierto, pero eso no hace que no nos podamos anticipar a él. Una buena planificación permite que tengamos una visión clara y un camino marcado a seguir para conseguir nuestros objetivos. Sin embargo, las oportunidades aparecerán en cualquier momento, son intempestivas, por consiguiente es muy difícil anticiparse a ellas, y puede que cuando aparezcan vayan en contra del plan inicial, por lo que tienes que permitirte ser flexible ya que hay cosas que sí deberías aprovechar.

(11) Transforma los problemas en oportunidades. Muy frecuentemente esto puede ser hecho. Los problemas crean oportunidades para el cambio y gente dispuesta a considerar el cambio cuando se presenten los inconvenientes.

Muchas veces las cosas en la vida son cuestión de perspectiva, y a veces padecemos una miopía en la que sólo somos capaces de reconocer los problemas que tenemos en frente, mas no todo el mundo de posibilidades que los rodea, lo cual hace que nos estanquemos. Por consiguiente, nunca te preguntes por qué te pasan las cosas, mejor pregúntate para qué te pasan, verás que tras cada problema hay una enorme oportunidad escondida, la cual sólo podrás aprovechar si estás dispuesto a considerar el cambio.

(12) Preséntate correctamente. Limpio, bien afeitado, y vestido acorde a tu edad. Ten presente el estilo y las tendencias. Busca el encanto. Ten buena gramática. No digas muchas palabrotas, no es gracioso.

Si bien es bonito repetirnos que lo que importa realmente es como la persona sea en su interior, hasta aquellos que pregonan esa creencia caen en el sesgo de sacar juicios previos sobre alguien basados en la primera impresión que este les ha generado. Así pues, obviamente es importante el ser de la persona, pero nunca sobrará acompañar ese <<verdadero yo>> con una primera impresión que impacte y provoque buenas sensaciones en cada persona que te conozca, por eso cuida de tu apariencia y comportamiento, no sabes quién te pueda estar observando en este momento.

(13) Sé abierto al cambio, no te estanques en el lodo. Debes estar dispuesto a considerar lo que sea nuevo, pero no lo deberías seguir ciegamente. USA TU CABEZA, SENTIDO COMÚN.

Aunque tus métodos, técnicas y demás que utilices actualmente funcionen bien, recuerda que por encima de <<bien>> se encuentra <<mejor>>. Nunca te cierres a las nuevas tecnologías, métodos, perspectivas y demás que podrían facilitar y mejorar tu vida y tu desempeño. Obviamente estúdialos, pondera su aplicabilidad y toma una decisión, pero recuerda no cerrarte desde el principio, no sabes de qué te puedas estar perdiendo.

“El secreto del cambio no es enfocar toda la energía en pelear el pasado, sino en construir lo nuevo”

Sócrates

(14) Diviertete, pero ¡no todo el tiempo!

Hay un momento para todo en la vida, tanto para el ocio, como para el trabajo. Debes realizar actividades que ames y te apasionen, eso te dará diversión directa o indirectamente, sin embargo tienes que ponerte contra las cuerdas en ciertos momentos, esa presión y ese estrés suelen ser gestores de grandes ideas y de grandes avances, esa es la razón por la que no todo en tu vida debería ser diversión.

(15) Debes estar en el lado de los ángeles. Ponte el sombrero blanco.

En el libro Seis Sombreros Para Pensar de Edward de Bono, uno de los sombreros de los que él habla es el sombrero blanco, el cual tiene que ver con la neutralidad. Hay ocasiones donde debas quitarte tus colores y no tomar posición, sino ser justo por mucho que cueste. Lo bueno de asumir neutralidad es que te apartas de las excusas y olvidas la arbitrariedad, no es fácil pero es lo correcto, y a la corta o a la larga te dará una sensación de bienestar.

(16) Ten una posición de contingencia. El heredero y el de repuesto. No dejes tu dinero en un solo lugar.

Como ya hemos visto antes, el futuro es incierto, por lo cual tener planes de contingencias es una excelente idea. En cuanto al dinero pasa igual, no temas en tener una cuenta de la que nadie sepa, pero que sólo usarás en caso de que algo malo ocurra. Y por otra parte, no te voy a hablar de las maravillas de la diversificación, pero sí te diré que deberías tener al menos dos inversiones porque solo tener una es muy riesgoso, y en cuanto a la proporción de tus inversiones, eso lo sabrás tú después de estudiar cada opción.

(17) Aprende una lengua extranjera.

El mundo es muy grande como para vivir encerrado en tu ciudad y quedarte solo en tu perspectiva. Cuando aprendes un idioma nuevo, aprendes una forma distinta de pensar y, si lo haces bien, aprenderás sobre cultura de otros lugares, además de que te podrás comunicar con más personas, lo cual puede devenir en nuevos amigos, contactos y socios de negocios. En otras palabras, no se trata de aprender un idioma, sino de todas las cosas que engloba adquirir ese conocimiento.

(18) Viaja mucho, por todo el mundo de ser posible.

Al igual que en el punto anterior, no te prives del placer de visitar nuevos lugares, no sabes con quién ni con qué te puedas encontrar, quizá el amor de tu vida o una idea revolucionaria. Adicionalmente, conocer el mundo debería ser algo que todos deberíamos hacer, por eso comprométete a que como propósito de año nuevo viajarás al menos a un país que todavía no conozcas.

(19) No critiques a alguien en frente de otros.

Tú no eres perfecto, también cometes errores, así que cuando alguien cometa un error, no olvides las cosas buenas que ya ha hecho esa persona antes. Sumado a que, cualquier crítica constructiva o queja debe ser dada de la manera más asertiva posible, sin herir a nadie y sin causar desprestigio público en otros. Recuerda que, puedes estar creando villanos muy poderosos que pudiste haber evitado por medio del uso de la asertividad.

“El ingrediente más importante en la formula del éxito es saber cómo llevarse bien con la gente.”

Theodore Roosvelt

(20) No olvides elogiar un trabajo bien hecho. (Pero no elogies un pobre desempeño).

En la regla anterior, hablamos de que tienes que saber de qué forma y en qué momento dar las críticas constructivas, así pues en esta regla veremos que con los elogios también pasa igual.  Cuando alguien haga algo bien, felicita las cosas que merezcan reconocimiento y no las olvides, pues de no hacerlo puedes mermar la moral y la motivación de los que te rodean. Y también, cuando alguien tenga un pésimo desempeño no lo elogies porque el mensaje que enviarías al entorno no es el más favorable y perderás credibilidad.

(21) Que no te guste perder, pero si pierdes, no seas un mal perdedor.

Mantén tu mentalidad de ganador, aún en la derrota, porque si alguien te gana con esa mentalidad, eso significa que hizo su mejor esfuerzo y merece tu reconocimiento y admiración. Además, nada más fastidioso que alguien que pierde los estribos porque no puede alegrarse de los triunfos de los demás, ya que eso  es algo que sólo haría una persona tóxica.

(22) Ayuda mucho tener alguien a quien amar y que te ame. (No solo sexo).

Una excelente relación sentimental se sabe que es así porque a la hora del sexo la compatibilidad y el placer son amplios. Pero también, y más importante aún, una relación sentimental del sueño ocurre cuando ambas partes están muy conectadas y constantemente buscan que ambas logren sus objetivos, visiones y sueños, porque de otra manera esa sería una relación que no debería seguir existiendo.

(23) Ten altos estándares en todo lo que hagas.

Los estándares que tu tengas en tu vida, consciente e inconscientemente guiarán e influirán en tu comportamiento y en tus decisiones. Siempre ten altos estándares para todo, así no te conformarás con lo poco y siempre darás todo de ti para obtener lo mejor posible de las cosas. De modo que, déjame ver cómo está tu vida, y te diré que estándares has tenido en ella.

“Hazte responsable de ponerte un estándar más alto del que cualquier otra persona pueda esperar de ti. Nunca te excuses.”

Henry Ward Beecher

(24) Ten perspectiva de todo el panorama, pero no olvides los pequeños detalles.

En la regla 11 ya hablamos de que necesitas tener perspectiva de las cosas, porque de lo contrario puedes estancarte. Pues en esta regla no sólo basta con tener presente la perspectiva, sino también ponerle un ojo a los detalles, ya que son estos los que separan a las personas excelentes de las personas promedio. Así que, una vez domines el panorama, empieza a buscar las pequeñas cosas y detalles que te acerquen a la excelencia.


Querido lector, muchas gracias por haber llegado hasta este punto. Espero que tengas una vida longeva llena de éxito y felicidad. Si tienes dudas, preguntas, aportes o lo que sea, deja todo eso en los comentarios. Y en caso de que consideres que esto que has leído puede aportarle inmenso valor a otros, no dudes en compartir este artículo con tus amigos. Hasta una próxima publicación.

Ser Insoslayable

Jean Pierre B.

contacto@serinsoslayable.com

+57 3016348177

Dejar un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.