Parte Física

7 señales de que necesitas dormir más

Normalmente, cuando pensamos en los signos típicos que tiene una persona que no ha dormido bien durante cierto periodo de tiempo, lo que se nos viene primero a la cabeza son señales como tener ojeras, ojos rojos y pesados, bostezar seguido, sensación de cansancio y pereza, entre otras. Y si bien estos signos típicos aparecen cuando tuviste una mala noche de sueño el día anterior, no es el caso cuando se han acumulado las horas de falta de sueño durante semanas o meses a causa de días con periodos de sueño pobre y corto.

Cuando los niños tienen privación del sueño acumulada suelen tener aparentes niveles de energía muy altos, lo cual los hace comportarse de forma hiperactiva, mientras niegan que están cansados y luchan cada noche para conciliar el sueño. En cuanto a los adultos, la situación es muy similar, ya que si bien no se sentirán aparentemente cansados, sus cuerpos intentarán compensarlo de otra manera.

Por tal motivo, en este artículo veremos algunos signos de privación del sueño que, en caso de que tú los tengas, podrían indicar que estás entrando en una fase crítica de falta de descanso y que es hora de reconsiderar la forma en la que duermes. Sin más preámbulos, comencemos:

(1) Más antojos de ingerir comidas grasosas y azucaradas

Ya en un artículo anterior vimos como la falta de sueño de calidad puede afectar la bioquímica de tu cuerpo haciéndote tan resistente a la insulina como alguien con diabetes tipo 2, lo cual a su vez afecta las hormonas que controlan tu saciedad y tu apetito. Así pues, si te cuesta mucho alejarte de los carbohidratos y de los dulces, puede que sea hora de descansar más y mejor.

Chris Winter, médico y neurologo que se especializa en el sueño de atletas de élite, dice que <<si el cerebro no está consiguiendo la energía que necesita del sueño, a menudo intentará obtenerlo de la comida>>. Además, descansar poco puede incrementar la producción de grelina, también conocida como la hormona del hambre. Mucha grelina hará que tu cuerpo anhele consumir alimentos grasosos y azucarados. Por otro lado, un sueño de mala calidad también puede afectar la producción de leptina que es la hormona de la saciedad, por lo que perderás el control de saber hasta dónde comer, dicho en palabras del doctor Winter <<cuando no estás durmiendo apropiadamente, tiendes a comer más de lo que anhelas porque no estás sintiendo las señales para detenerte de comer>>.

Nota: si quieres profundizar más en este tema, lee nuestro artículo Dormir mal engorda y no te deja sacar músculo. Y si quieres ver de lo que habla el doctor Winter, mira este artículo.

(2) Estar enérgico a las 9:30 pm

De acuerdo con Rafael Pelayo, médico y especialista del sueño en el Stanford University Sleep Medicine Center, cuando tu cuerpo te mantiene despierto durante el último tramo de la noche con objeto de que puedas recuperar el ritmo, puedes pensar que tu déficit de sueño no es tan malo, pero esa sería una conclusión errónea.

El doctor Pelayo dice que cuando alguien con privación del sueño se siente cansado en el día, se promete ir a la cama temprano, pero cuando llegan las horas de la noche se siente bien así que continua haciendo sus cosas hasta más tarde, y al final duerme 6 horas o menos (de nuevo). Cuando suena la alarma al día siguiente, le da ganas de posponerla unos minutos después para dormir un poco más y se afirma a sí mismo que todos tienen problemas para levantarse en la mañana.

Para contrarrestar esto, el doctor Pelayo recomienda dejar de lado la lista de cosas por hacer y mejor coger el cepillo de dientes, pues es más fácil forzarte a ir a la cama más temprano que levantarte de ella. Entonces, empieza reduciendo unos 15 minutos de tiempo la hora en la que normalmente te vas a dormir.

Nota: Si te interesa saber de lo que habla el doctor Pelayo, te invito a mirar este artículo.

(3) Descontrol emocional

En un estudio hecho por investigadores de la Universidad de California-Berkeley y el Harvard Medical School, se encontró que la privación del sueño causa que nuestras emociones se vuelvan locas.

Matthew Walker, profesor de psicologia en Berkeley e investigador del sueño de Harvard, dice que la mayoría de las personas piensan que cuando tienes privación del sueño lo que le pasa al cerebro es que se vuelve soñoliento y menos activo, pero que en el estudio mencionado en el párrafo anterior se mostró que los centros emocionales del cerebro se vuelven 60% más reactivos, además de se evidenció que esos mismos centros emocionales elevan su actividad de una manera parecida a la de un cerebro de alguien que sufre de desordenes psiquiátricos como la depresión.

Así pues, la próxima vez que te descubras muy feliz o muy afectado por alguna situación sin sentido, por ejemplo llorar por ver un comercial televisivo vergonzoso, eso puede ser señal de que necesites dormir mejor, y más aún si es ampliamente sabido que varios desordenes psiquiátricos como la esquizofrenia tienen la falta de sueño como una de sus causas.

(4) Te vuelves torpe de repente

Si bien en el punto anterior vimos que nuestras emociones son afectadas por falta de sueño, tienes que saber que a nuestros cuerpos también les afecta. Si estás sirviendo un vaso de agua y de repente riegas agua por fuera del vaso, es solamente la falta del sueño haciendo estragos en tu motricidad.

Las personas somnolientas pueden volverse torpes por muchas razones como reflejos dañados y falta de enfoque que dificultan tener reacciones lo suficientemente rápidas ante lo que surja en sus caminos. Otra razón puede ser que aquellos que tienen privación del sueño pierden el balance y la percepción profunda. En cualquier caso, no es poco común que las personas con sueño se duerman cuando la necesidad del sueño sea tan grande que les gane, así que es posible que su torpeza se deba a microsueños de uno o dos segundos, suficientes para dejar caer un vaso o tropezar.

Y por otro lado, la privación del sueño puede causar una descoordinación parecida a la de alguien borracho. En un estudio de 1997, los investigadores encontraron que una persona que ha pasado -así sea solo- una noche sin dormir está tan afectado en su coordinación mano-ojo en las horas tempranas de la mañana que una persona que tiene un nivel de alcohol en sangre de 0,10%, con el cual en Estados Unidos ya se le reconoce como legalmente borracho.

Nota: Si quieres ver un poco más de esto, entonces mira este artículo.

(5) Tu piel tiene acné y se ve vieja

La piel es el reflejo de nuestra salud, así que si algo está mal, tu cuerpo hará lo posible para indicartelo y puede hacerlo por medio de ella. Jennifer Reichel, dermatóloga y fundadora del Pacific Dermatology & Cosmetic Center, dice que <<si te levantas en las mañanas con acné alrededor de tu mentón, no pienses que tus años de secundaria han regresado para cazarte. Es una reacción perfectamente normal por tener privación del sueño o por estar demasiado estresado>>.

Por otro lado, pobres hábitos de sueño pueden causar que la piel pierda hidratación y firmeza, en palabras más simples, se ve vieja. De acuerdo con la dermatóloga Reichel <<tenemos que agradecerle al cortisol por eso. La hormona tiene un pico en personas con estrés y privación del sueño, y eso puede descomponer el colágeno de la piel, lo cual le impide a la piel tener su suavidad habitual>>.

Nota: Para ver un poco más de esto, mira este artículo.

(6) Pierdes tu libido

La cama tiene como tarea primaria ser el sitio donde concilias tu sueño y descansas, pero para aquellos que tienen una vida sexual activa, esta también es el sitio donde se consuma el sexo. Sin embargo,  pareciera que para aquellos que tienen privación del sueño, la segunda función no es tan llamativa porque la falta de sueño les cobra un peaje a sus libidos, haciendo así que sólo piensen en estar en la cama durmiendo y no más.

En algunos estudios en hombres, se ha encontrado que la privación del sueño puede reducir los niveles de testosterona, lo cual también reduce sus intereses de querer estar en la intimidad con sus parejas. Así que, si quieres sexo, duerme bien.

(7) Eres más débil ante los virus

Ante la pregunta de si la falta de sueño incrementa las posibilidades de enfermarse, el doctor Eric Olson, especialista de la medicina del sueño en la Mayo Clinic, respondió que sí porque puede afectar tu sistema inmune.

Estudios han mostrado que aquellos que no consiguen la suficiente calidad ni cantidad de sueño son más propensos a enfermarse a la hora de estar expuestos ante un virus, por ejemplo el virus del resfriado común. Además, la privación del sueño también afecta la velocidad de recuperación cuando estás enfermo.

Durante el sueño nuestros sistemas inmunes liberan unas proteínas llamadas citocinas, algunas de las cuales ayudan a promover el sueño. Ciertas citocinas necesitan incrementarse cuando tienes infecciones e inflamaciones, o cuando estás bajo estrés. La privación del sueño puede reducir la liberación de estas citocinas protectoras, y en suma las células y los anticuerpos que pelean en contra de infecciones se reducen durante periodos donde no duermes lo suficiente. En reducidas cuentas, tu cuerpo necesita del sueño para combatir las enfermedades infecciosas.

Entonces, ¿cómo puedo tener un sueño de alta calidad?

Si por alguna razón presentas alguna o todas las señales anteriores, y quieres reconsiderar la forma en la que descansas, entonces sé que te puedo ayudar.

Si bien en esta página en lo referente a la parte física puedes encontrar varios artículos sobre el sueño, tenemos un ebook gratuito donde te explicamos un plan del sueño que han utilizado deportistas de élite como los jugadores del Manchester United y los ciclistas del equipo Sky. En tan solo veinte páginas aprenderás este método poderoso cuya aplicación es totalmente factible independiente de tus condiciones actuales de vida. De modo que, si te interesa, haz clic en el próximo enlace para poder descargarlo:

Descarga eBook aquí

En todo caso, y si tienes cualquier duda, al final de este artículo dejaré unos datos de contacto a los cuales puedes escribirme.


Nota: Lo que has leído acá fue inspirado por este artículo.

Querido lector, muchas gracias por haber llegado hasta este punto. Espero que ni tu salud ni tu vida se vean afectadas por privación del sueño y que tengas un descanso de alta calidad. En caso de que tengas dudas, preguntas, opiniones u otros, deja todo eso en los comentarios. Y en caso de que conozcas a alguien que pueda tener privación del sueño y esta información pueda serle útil, entonces compartele este artículo, te lo agradecerá. Hasta una próxima publicación.

Ser Inoslayable

Jean Pierre B.

contacto@serinsoslayable.com

+57 3016348177

Dejar un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.