Parte Social

Niveles de energía altos: La clave para no volver a ser ignorado ni rechazado

Vas caminando por la calle de camino a casa, tus pensamientos te abstraen un poco mientras intentas decidir que te gustaría para comer de cena, o si de pronto una ducha refrescante te caería mejor; quizá estás dando un repaso a lo que te ha pasado en el transcurso de tu día, mientras procuras no tropezarte con algún bache del anden al caminar. En fin, sigues tu camino y en algún punto pasas al lado de una persona cuyo nivel de energía parece casi indetectable, que te dice con un tono de voz muy bajo algo como <<será que usted me puede ayudar>>. Tú entiendes completa o parcialmente lo que te está diciendo, pero decides ignorarlo y seguir por tu camino.

Si eres un lector frecuente de esta página, de seguro eres una persona que le gusta aportar al mundo dejándolo mejor de lo que se lo encontró, o sea, una persona abundante que ayuda a los otros si lo ve posible. Sin embargo, no te sientes mal por haber rechazado a alguien que de seguro te iba a pedir algo, y ahora te preguntas ¿por qué? La respuesta a esto es lo que nos compete en este artículo, aclarando que aquí te exhortamos a que tus relaciones sean siempre de aporte de valor mutuo, donde el primer aporte de esa relación debe ser con el…

Nivel de energía

Sea que una persona esté caminando tranquilamente por la calle, sentada en un banco leyendo, bailando en una fiesta, u otras situaciones; siempre tendrá un nivel de energía, y toda aquella persona que no esté al menos en ese nivel, pasará desapercibido o será ignorado por él/ella.

Por ejemplo, estás en una fiesta y ves a una chica que te gustaría invitar a bailar, ella en ese momento están bailando y disfrutando con su grupo de amigas, por consiguiente, su nivel de energía está bastante alto, entonces te acercas muy decentemente y le dices <<oye ¿te gustaría bailar conmigo?>> Mientras esperas su respuesta, permaneces quieto mirándola con una sonrisa un poco nerviosa y con tu mano extendida. Si ella es muy decente te dirá que no quiere, no obstante, en la mayoría de los casos ni te pondrá cuidado, pero descuida, muy probablemente no lo hace porque seas feo o huelas mal, sino que lo hace porque tu nivel de energía es más bajo que el de ella, y para que ella baile o interactúe contigo tendría que bajar a tu nivel, cosa que no está dispuesta a hacer porque subir de nivel cuesta.

¿Hay alguna solución a esto? Sí, ponte a su mismo nivel de energía, o más recomendable aún, supera su nivel de energía. Verás que si te vuelves un radiador de vasta energía, le llamarás la atención tanto a ella como al entorno. Si desprendes mayor nivel de energía, ella querrá contagiarse de él, porque niveles más altos se asocian con mayor disfrute y emociones más intensas, y ella deseará experimentar eso.

Experimento social

¿Si te preguntas si esto sólo aplica esto para las fiestas? La respuesta es no. Puedes aplicar este concepto de nivles de energía en cualquier momento del día, con todos los que te rodean, tanto en tu casa como en tu estudio o trabajo. ¿Sigues incrédulo? Te contaré un experimento personal que realicé y que tú también puedes replicar si no me crees:

Un amigo necesitaba que alguien le ayudara a repartir unos volantes, por lo que me pidió ese favor y yo accedí a ayudarle. Mientras repartía los volantes me preguntaba cuánto influía el nivel de energía en esto, así que decidí repartir 10 con un nivel de energía bajo (pobre lenguaje corporal, tono de voz bajo e inseguro, encorvado, etc.) y 10 con un nivel de energía más alto que el de las personas que pasaban en general (postura de autoridad, sonrisa que irradiaba confianza, voz proyectada, etc.). Los resultados fueron increíbles, de las 10 personas a las que me aproximé con una energía baja, sólo una recibió mi volante, pero no se quedó a escucharme -es más creo que ni siquiera vio qué fue lo que le entregué-, y más chistoso aún, una de ellas se fue alejando de mí un poco asustada y a un paso más acelerado de normal.

¿Sorprendido? Aún hay más. A las próximas 10 personas que les entregué el volante con una energía alta, todas lo recibieron y 9 de ellas se quedaron a recibir mi información, e incluso, con algunas tuve una pequeña conversación. No te vayas que hay más. Conforme lo hacía de esta forma, las aproximaciones se me facilitaban cada vez más y mi nivel de energía iba aumentando, incluso después de terminar el experimento seguí repartiendo y estaba tan suelto que si había alguien un tanto lejos de dónde yo estaba, la llamaba con un pequeño grito y ella se quedaba en su sitio esperando a que yo llegara para darle el volante y la información.

Conclusión, cuando las personas se encuentran con alguien cuyo nivel de energía es superior al de ellas, les da al menos curiosidad saber de qué va la cuestión, siendo casi seguro que le pongan cuidado y le escuchen. En cambio, una persona con nivel de energía más bajo suele irradiar desconfianza, lo que provoca ese efecto en aquellos a su alrededor, lo cual les es repulsivo y prefieren hacer como si no hubiese pasado o responder con el típico <<no, gracias.>> Así que, en tus próximas interacciones, sean con conocidos o desconocidos, con tus colegas o tu familia, sea con tus amigos o con tu jefe; irradia un nivel de energía alto, será improbable que alguien te rechace de entrada o te ignore si percibe tal energía.

¿Cómo tener un nivel de energía alto?

Para tener niveles de energía más altos debes trabajar en tu interior y en tu exterior.

Interiormente

Imagina a la persona más segura de sí misma que conozcas en una situación donde le presentas amigos, ¿cómo se comportaría y cuál sería su nivel de energía? Seguramente responderás que su nivel de energía es alto, siendo algo natural de él/ella, puesto que su auto-percepción, su amor propio, y su sensación de comodidad consigo misma es tan alta que actuar con un nivel de energía alto es su día a día.

Ahora, imagina el caso contrario, la persona más insegura que conozcas en una situación donde conoce personas nuevas. Seguramente su nivel de energía será bajo y dará sensación de incomodidad, porque sus inseguridades provocarán que se sabotee y no se permita irradiar gran energía.

Entonces, conforme te quieras más, mejores como persona y, trabajes vehementemente en las cosas más importantes de tu vida, verás que tus niveles de energía naturales aumentarán.

Exteriormente

Tony Robbins dice que la moción crea la emoción, por eso, imagínate cómo se mueve y se comporta una persona que irradia mucha energía, y replica esos movimientos y esos comportamientos, verás que conformes lo hagas así, tu nivel de energía irá aumentando progresivamente.

En cuanto a qué acciones pueden hacerte tener un mayor nivel de energía están las siguientes: lleva la postura de tu columna recta, haz una retroversión en las escapulas y la pelvis, y envía tus hombros hacia atrás sin tensión. Ten una respiración diafragmática, proyecta tu voz, y utiliza más gestos y ademanes en tu lenguaje corporal.

Si combinas lo exterior con lo interior, tendrás una combinación muy ganadora e irradiarás un nivel de energía altísimo.


Querido lector, gracias por haber llegado hasta este punto. Espero que tu nivel de energía sea alto y atrayente para tu entorno. En caso de que tengas aportes u opiniones, o que decidas replicar el experimento y contar tu experiencia, déjalo en los comentarios. Y si conoces a alguien cuyo nivel de energía es bajo por lo cual es ignorado, que sepas que está pidiendo a gritos este artículo, no seas envidioso y compartele esto que has leído. Hasta una próxima publicación.

Ser Insoslayable

Jean Pierre B

contacto@serinsoslayable.com

Dejar un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *