Parte Física

Hormona de crecimiento: Funciones y cómo tener niveles óptimos

Hormona del crecimiento (GH)

Esta hormona, que también se le conoce como somatotrofina, es secretada por somatotrofos, o sea, células especializas de la hipófisis anterior. La función de la GH es necesaria para el crecimiento y contribuye a la regulación de las funciones metabólicas. Además, se produce en adultos como en niños casi en la misma tasa, aunque se la suela asociar erróneamente solo con las etapas de crecimiento de la niñez y la adolescencia. Por último, la GH es transportada en plasma en su forma libre y posee una semivida de 20 a 50 minutos.

Funciones de la GH

Tras ser secretada por la hipófisis anterior, sus funciones se pueden clasificar en dos grupos importantes: las de crecimiento y las antiinsulínicas.

Claro que, muchos de los efectos de la GH dependen de una familia de péptidos con el nombre de factores de crecimiento símil-insulina (IGF) o somatomedinas, los cuales se producen sobre todo en el hígado. O sea que, por sí sola, la GH no haría mucho, pues existe un raro trastorno llamado enanismo tipo Laron, donde el nivel de GH en quienes lo padecen es normal o elevado, pero hay un defecto hereditario en la producción de IGF que hace que ellos no crezcan.

Efectos promotores del crecimiento

Se han identificado como mínimo cuatro IGF; entre ellos, el más importante en cuanto al crecimiento sería el IGF-1 o somatomedina C, el cual es el compuesto que suele ser medido en las muestras de laboratorio. Esto es importante porque el GH actúa indirectamente en el hígado para la producción de IGF-1, lo cual crea un aumento de la síntesis de proteínas en huesos, cartílagos, órganos corporales, y músculos.

  • En cuanto al efecto en huesos y cartílagos, se genera un aumento del crecimiento lineal.
  • En cuanto a los órganos corporales, hay un aumento del tamaño y se regulan las funciones.
  • En cuanto a los músculos, permite el aumento de la masa muscular magra, o sea, la hipertrofia.

Efectos antiinsulínicos

Aparte de los efectos que tiene la GH en el crecimiento, esta también acelera la tasa de síntesis de proteínas en todas las células del cuerpo, incrementa la movilización de los ácidos grasos y la utilización de los mismos como combustible, además, mantiene o incrementa el nivel sanguíneo de glucosa mediante la reducción de la utilización de la misma como combustible.

En una primera instancia, la GH induce a un aumento en el nivel de insulina. No obstante, el efecto predominante del exceso persistente de GH es el aumento del nivel de glucosa, a pesar del aumento del nivel de insulina. Esto se da porque la GH induce a la resistencia a la insulina en los tejidos periféricos, con inhibición resultante de la captación de glucosa en tejidos musculares y adiposos.

  • En cuanto al tejido adiposo, la GH aumenta la lipólisis (transformación de lipidos en acidos grasos y glicerol para cubrir necesidades energéticas) y, aumenta la utilización de AGL (Ácidos grasos libres). Esto al final termina en una disminución del tejido adiposo, o sea, menos grasa.
  • En cuanto al metabolismo de los hidratos de carbono, disminuye la utilización de la glucosa, lo que genera un aumento de la glucemia, o sea, del nivel de glucosa libre en sangre.

¿Qué hace que se produzca la GH y qué lo inhibe?

Su producción o su inhibición viene regulada por dos hormonas hipotalámicas: la hormona liberadora de GH (GHRH) que es la que induce su liberación, y la somatostatina que es la que inhibe esa liberación.

Como toda hormona, la GH sigue un ciclo natural que fluctúa las 24 horas, y donde alcanza su nivel máximo es entre 1 a 4 horas después de la instalación del sueño, o sea, durante las fases del sueño 3 y 4, siendo estas secreciones nocturnas  el 70% de la secreción diaria de GH, obviamente con mayor magnitud en niños que en adultos.

Estimuladores de la producción de GH

La secreción de GH es estimulada por la hipoglucemia (azúcar baja en la sangre), el ayuno, la inanición, el aumento del nivel de aminoácidos (sobre todo de arginina), y diversos estados de estrés, como traumatismos, excitaciones, alteraciones emocionales y ejercicio intenso.

Inhibidores de la producción de GH

La secreción de GH es inhibida por el aumento del nivel sanguíneo de glucosa, la liberación de ácidos grasos libres, el cortisol y la obesidad. Y en el caso de niños, se ha visto que una privación de afecto severa reduce a la secreción de esta hormona, retrasando el crecimiento de estos.

¿Qué hacer ahora para mejorar mis niveles de GH?

La respuesta que resumiría todo sería: ten buenos hábitos de vida.

Si hablamos de tu parte física, tu estado actual es la suma de lo que haces en tu descanso, de cómo llevas tu nutrición y del nivel de actividad física que tengas.

No hace falta decirte que tienes que moverte más, hacer deporte o ejercicio, pero no lleves una vida sedentaria, recuerda que tu cuerpo está diseñado para la actividad no para la quietud. Si eres sedentario, empieza con una actividad moderada y conforme te sientas mejor la vas aumentando.

En cuanto a tu comida, ten un balance de macronutrientes, evita comer dulces y otros alimentos perniciosos en exceso, e incluso, si puedes erradicarlos, hazlo. Cuida las horas en las que comes, sobre todo de noche, y si puedes practicar ayunos intermitentes, eso ayudaría bastante.

Y lo más importante, cuida tu descanso, pues si casi toda la GH se produce en fases de sueño profundo, entonces duerme bien. Si no sabes cómo hacerlo, te invito a descargar este eBook gratuito: Guía Rápida Para Disfrutar De Un Sueño De Alta Calidad. En ella te explico de una forma muy fácil cómo puedes armar tu propio plan para dormir y descansar mejor, al igual que lo hacen deportistas de élite, como los futbolistas del Manchester United y los ciclistas del equipo Sky.


Gran parte de lo que has leído acá está basado en el libro Fisiopatología de Carol Mattson Porth.

Querido lector, gracias por haber llegado hasta acá. Espero que tengas unos hábitos de vida que te permitan tener unos niveles de GH óptimos, que generen los mejores resultados en tu vida y tu salud. En caso de que tengas apuntes u opiniones, déjalas en los comentarios. Y si consideras que esto que has leído puede aportarle a otros bastante, entonces comparte este artículo en tus redes sociales. Hasta una próxima publicación.

Ser Insoslayable

Jean Pierre B

contacto@serinsoslayable.com

Dejar un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *