Parte Espiritual

Honestidad: Atributo del éxito que comparten grandes como Steve Jobs

El éxito no es fácil, y que bueno que no lo sea, porque si lo fuera, todos serían exitosos sin esfuerzo. Cuando estamos persiguiendo objetivos de vida con esfuerzo y con vehemencia, es normal que nos enfrentemos a situaciones y circunstancias desmoralizadoras que serán un duro golpe a nuestro ímpetu y a nuestro deseo de seguir, sin embargo, necesitamos varias características y fortalezas para superar esos contratiempos, como la disciplina, un propósito, la honestidad, entre otros.

De eso va este artículo, de hablar sobre una de esas fortalezas, o sea, de la importancia de la honestidad para conseguir nuestro éxito. Ya que, si lees sobre éxito, en la mayoría de información te hablarán sólo de buenos hábitos como la meditación, pero poco te dirán sobre las incomodidades y las difíciles concesiones que habrás de enfrentar, en otras palabras, te omitirán información muy importante. Y para hablar sobre honestidad, considero que con una historia podemos entenderlo mejor.

Honestidad: La experiencia de trabajar con Steve Jobs

Guy Kawasaki, uno de los primeros en trabajar con Steve Jobs en Apple durante la década de 1980, y quien actualmente es un gran inversionista, contó en Quora una de las lecciones que aprendió de esa época, la cual no fue fácil ni placentera, pero que le sirvió para pavimentar su carrera profesional. La historia esta en inglés, pero la he traducido para ti al español y es la siguiente:

Un día, Steve llegó a mi cubiculo con un hombre que yo no conocía. Él no se molestó en presentármelo; en vez de eso me preguntó: ‘¿Qué piensas de una compañía llamada Knoware?’

Yo le respondí que los productos de esa compañía eran mediocres, aburridos y simplistas, nada que fuera estratégico para Macintosh. Que la compañía no nos interesaba. Tras terminar mi diatriba él me dijo: ‘Quiero presentarte al CEO de Knoware, Archie McGill.’

Gracias Steve

Aquí va la sorpresa: Pasé la prueba de inteligencia de Steve Jobs. Si hubiese dicho cosas lindas sobre un software de mierda, Steve habría concluido que yo no tenía ni idea de nada, y eso hubiera sido un límite para mi carrera y mi último movimiento.

Trabajar con Steve Jobs no fue fácil ni placentero. Él te pedía excelencia y que te mantuvieras en lo alto de tu desempeño, o si no estabas fuera. No cambiaría mi experiencia de trabajar para él por ningún otro trabajo que haya tenido.

Esta experiencia me enseñó a que deberías decir la verdad y preocuparte menos sobre las consecuencias de hacerlo por tres razones:

  1. Decir la verdad es una prueba de tu carácter e inteligencia. Necesitas fuerza para decir la verdad, e inteligencia para reconocer lo que es verdad.
  2. Las personas anhelan la verdad. Decirles que su producto es bueno solo para ser positivo no les ayuda a mejorarlo.
  3. Sólo hay una única verdad, así que, será más fácil ser consistente si eres honesto. Si eres deshonesto, tienes que hacer un seguimiento de lo que dijiste.

En conclusión

Si queremos llegar lejos en nuestros propósitos, debemos ser sinceros con nosotros mismos y con quienes nos rodean, por muy dura que sea la verdad hay que reconocerla. Quizá a veces necesitemos respirar profundo y asumir cosas que nos duele reconocer, y quizá a veces necesitamos valentía y asertividad para decirle a otros cosas que no son las más amenas de escuchar, pero que de no decirse pueden retrasar nuestros avances.

Además, la verdad nos ahorrará tiempo, esfuerzo y recursos que desperdiciamos intentando cubrir una mentira. Y también, ser deshonestos nos hace perder la credibilidad a los ojos de otros y a nuestros propios ojos. En el fondo todos queremos la verdad, porque sin ella no podríamos reconocer nuestras falencias y nuestros puntos a mejorar, entonces la verdad es ese trago que al principio es amargo y poco placentero, pero que conforme pasa el tiempo se vuelve digerible, agradable y saludable.

“La verdad es como el sol, es necesaria y saludable exponerse a ella, pero duele verla con nuestros ojos.”

Jean Pierre B

Entonces, mi invitación es clara, seamos honestos con nosotros y con los demás.


Querido lector, gracias por haber llegado hasta este punto. Espero que la honestidad sea parte de tu vida en todo momento para que la verdad te acerque a la consecución de tus propósitos. En caso de que tengas aportes u opiniones, déjalas en los comentarios. Y si has sentido que lo que has leído te ha aportado bastante, demuestra tu honestidad compartiendo este artículo con tus amigos, te lo agradecerán. Hasta una próxima publicación.

Ser Insoslayable

Jean Pierre B

contacto@serinsoslayable.com

Dejar un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *