Parte Social

Ambiversión: Qué es y cómo saber si soy ambivertido

Cuando se habla sobre la personalidad, normalmente se ha tratado sobre la dicotomía que hay entre ser introvertido y extrovertido. Sin embargo, esta forma de ver la personalidad está un tanto obsoleta, ya que las características de la personalidad existen a lo largo de un continuo cambiante, por lo cual la gran mayoría de nosotros no seríamos verdaderamente introvertidos o extrovertidos, sino que nos encontraríamos en algún punto en medio de ambas.

La personalidad se trata de un conjunto de tendencias y preferencias estables a través de las cuales nos aproximamos al mundo. Las características de tu personalidad se empiezan a forjar en tu niñez, y estas se fijan conforme llegas a la edad adulta temprana. Habrán cosas que cambien a lo largo de tu vida, pero la personalidad no será una de ellas.

Con este artículo quiero que entendamos que hay una opción extra aparte de la introversión y la extraversión, de la cuál es muy probable que seamos poseedores. Además, aquí te daré una forma de saber si eres de esa tercera opción o no, sumado a las buenas noticias de serlo. Así que, sin más por agregar, comencemos por definir…

Introversión y Extraversión

Cuán sociales somos viene determinado en gran parte por la dopamina -la hormona que nos hace sentirnos bien- que hay en nuestro cerebro. Todos tenemos diferentes niveles de estimulación por dopamina en nuestra neocorteza -la parte del cerebro que se encarga de funciones mentales superiores como el lenguaje y el pensamiento consciente, entre otras-. Por eso, todos aquellos que tengan altos niveles de estimulación de forma natural tenderán a ser introvertidos, por esa razón es que evitarán buscar estimulación externa, ya que socializar mucho los puede hacer sentir ansiosos y agobiados. Por otra parte, los extrovertidos son abiertos, en gran medida porque poseen un nivel de estimulación más bajo, lo que les anima a buscar saciar su estímulo faltante por medio de socializar mucho, para así sentirse bien.

Claro que, para considerarse verdaderamente introvertido o extrovertido bajo este criterio de estímulos, los niveles de estimulación deben encontrarse en los extremos. Sin embargo, los niveles de estimulación natural de la mayoría de las personas no se encuentran en ninguno de los extremos, sino que están en un punto medio y tienden a fluctuar, haciendo que en ciertos momentos tengan que buscar estimulación externa, y en otros momentos evitarla. Este punto medio es el que llamamos…

Ambiversión

Los ambivertidos tienen una ventaja distintiva sobre los que son verdaderamente extrovertidos e introvertidos, la cual es que sus personalidades no se decantan demasiado hacia alguna dirección, haciendo que esto les facilite la forma en la que tratan con las personas dependiendo de la situación, ya que comparten cosas de los introvertidos y cosas de los extrovertidos, siendo el punto medio de ese espectro.

En un estudio sobre este tema hecho por Adam Grant en la Wharton Business School, se encontró que dos tercios de las personas no se sentían fuertemente identificadas con ser introvertidos o extrovertidos, lo cual significa que más del 60% de las personas son ambivertidas.

Otra de las cosas que encontró la investigación de Grant fue que desmitifico aquello de que los extrovertidos son los mejores vendiendo, puesto que, la gran flexibilidad social de los ambivertidos les permitió superar a introvertidos y extrovertidos en ventas, siendo 51% más de producto que movían en comparación con el vendedor promedio. Aunque claro, los extrovertidos venden en promedio más que los introvertidos, pero no por mucho, en cambio la brecha que tienen con los ambivertidos es muy grande.

Se podría decir que es bueno ser un ambivertido dado los datos anteriores, o en palabras del propio Grant: <<Debido a que naturalmente se involucran en un patrón flexible de habla y escucha, los ambivertidos tienen más probabilidades de expresarse con suficiente asertividad y entusiasmo para persuadir y cerrar una venta, pero están más inclinados a escuchar los intereses de sus clientes y son menos vulnerables a parecer muy emocionados o muy confiados.>>

¿Cómo saber si soy ambivertido?

Si bien, al igual que con tu nivel de soledad, tu personalidad también puede ser medida por una escala que te dirá cuál es tu tipo de personalidad, cuando sepas el resultado, con la consciencia de este podrás entender mejor cuáles serán tus tendencias a la hora de socializar y jugar mejor tus fortalezas.

Nota: Si deseas realizar la escala de introversión/extraversión, lo puedes realizar en el siguiente enlace: Pdf. Te aviso que la escala se encuentra en inglés y no se requiere de mucho tiempo para realizarla.

Sin embargo, la escala no habla de la ambiversión, así que en caso de hacerla, serías ambivertido si registras puntajes en la mitad. Por eso, considero mejor darte 9 enunciados de afirmaciones, y si te sientes identificado con todas o muchas de ellas, es muy probable que seas ambivertido. Los enunciados son:

  • Puedo trabajar a solas o en grupo. No tengo mucha preferencia por alguno de los dos.
  • Los ajustes sociales no me hacen sentir incomodo, pero me canso si estoy rodeado de gente por mucho tiempo.
  • Ser el centro de atención es divertido para mí, pero tampoco me gusta serlo todo el tiempo.
  • Algunas personas piensan que soy tranquilo, mientras que otros piensan que soy muy sociable.
  • No siempre necesito estar en movimiento, pero mucho tiempo en quietud me hace sentir aburrido.
  • Me puedo perder en mis propios pensamientos con la misma facilidad que puedo estar inmerso en una conversación.
  • Las charlas banales no me hacen sentir incomodo, pero sí se vuelven aburridas.
  • Cuando se trata de confiar en otros, a veces soy escéptico, y a veces sólo me dejo llevar.
  • Si paso mucho tiempo a solas, me aburro, claro que pasar mucho tiempo rodeado de gente, me deja sintiéndome drenado.

Si después de esto ves o te consideras ambivertido, el truco de serlo es forzarse a ir hacia un lado del espectro cuando esto no suceda de forma natural. Por ejemplo, si vienes de pasar un día difícil, de seguro tu personalidad se inclinará naturalmente a la introversión porque no quieres hablar con casi nadie, pero si tienes la suficiente consciencia, puedes forzarte a ir hacia la extraversión para estar en una situación de socialización como un evento de networking. Además, una de las partes más difíciles de ser un ambivertido es cuando la inclinación de la personalidad es contraria a lo que demandan las circunstancias de la situación, sin embargo, su poder de adaptación a la misma es a la vez una gran bendición.


Gran parte de lo que has leído acá está basado en este artículo.

Querido lector, gracias por haber llegado hasta acá. Espero que sea cual sea tu personalidad, sepas usarla a tu favor y explotar tus fortalezas. En caso de que tengas aportes, opiniones o quieras compartirnos tu tipo de personalidad, déjalo en los comentarios. Y si te gusto y te aporto lo que has leído, entonces sé sociable y comparte este artículo con los demás. Hasta una próxima publicación.

Ser Insoslayable

Jean Pierre B

contacto@serinsoslayable.com

Dejar un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *