Parte Intelectual

Perspectiva Mental Positiva: Usa todo tu cerebro

Cuando perseguimos nuestros objetivos es inevitable que ocurran problemas o contratiempos en algún punto del camino. También, podemos estar cercados por algún tipo de amenaza creciente, o sea, algo externo a nosotros que se sale de nuestro radar de influencia, pero con lo que tenemos que lidiar. Sea que te ocurra alguna de las situaciones anteriores, con cualquiera de ellas experimentarás estrés, lo cual es una reacción normal de tu cuerpo, sin embargo, lo importante es la forma en que tú lo percibas y lo manejes.

La percepción que tengas de las cosas que te ocurran debe ser lo más potenciadora posible, en otras palabras, busca ese lado bueno y optimista de ellas. Créeme, no me refiero a que veas todo en color de rosa y te abstraigas de una realidad que posiblemente te está afectando, por el contrario, que la reconozcas como tal sin nunca perder tu…

Perspectiva mental positiva

La mayoría de las personas cuando están atravesando por un problema, sufren de un mal llamado miopía emocional, lo que genera que sólo se puedan centrar en aquello que pueden ver de cerca, y como lo que están viviendo es un problema, todo lo que estará en su enfoque será negativo, lo que tendrá como consecuencia que experimenten mucho estrés.

En el momento donde el estrés toma el control, nuestra neocorteza cerebral (conocida como nuestra mente consciente) se apaga, permitiendo que nuestro cerebro límbico y nuestro tallo cerebral (ambas conocidas como mente subconsciente) tomen el control. En otras palabras, dejar que este estrés crezca a causa de que sólo nos estemos enfocados en lo negativo de la situación, hace que <<perdamos>> una parte de nuestro cerebro, puesto que, investigaciones han encontrado que cuando tenemos una perspectiva mental negativa, un tercio de nuestro cerebro se desconecta, lo que genera que nuestra corteza prefrontal (centro de toma de decisiones, que controla nuestro comportamiento social, nuestro juicio y nuestro pensamiento consecuencial) no opere de foma óptima.

Lo anterior se resuelve cuando somos capaces de tener una perspectiva mental positiva. Pues, primero, nos liberamos de esa miopía emocional y somos capaces de ver el panorama completo, para así darnos cuenta de que las cosas que están sucediendo tienen solución y que la tempestad no durará para siempre. Segundo, al poder quitar nuestra atención de lo negativo para pasar a lo positivo, nuestra mente se vuelve más consciente de lo que está experimentando, lo cual le quitará intensidad a la emoción negativa. Y tercero, al disminuir la fuerza negativa, el estrés disminuirá igual, dando como resultado que puedas gestionarlo mejor.

Las personas que son capaces de gestionar su estrés, son capaces de mantener una perspectiva mental positiva, por consiguiente, tienen a todo su cerebro a su disposición. Lo bueno de esto es que, una perspectiva mental positiva nos hace más creativos y nos brinda el poder del entendimiento, lo que nos facilita tratar problemas con que a simple vista parecen intratables.

Tom Corley, reconocido como autoridad en hábitos y creación de riqueza, estudió por cinco años a 233 personas exitosas, y dice que la perspectiva mental positiva es una característica que todos ellos comparten. Además, en su investigación encontró que si tenemos esa perspectiva, automáticamente desarrollaremos ciertas características de éxito que las mismas personas que él estudió no creían que poseían, como la persistencia, la resiliencia, la paciencia, el enfoque, entre otras. Dicho de otra forma, si quieres tener éxito en lo que sea que hagas, desarrolla una perspectiva mental positiva.

Bueno, y ¿qué hacer con el estrés?

Sí, lo entiendo, por muy positivos que podamos llegar a ser, habrán momentos donde el estrés que experimentemos será tan fuerte que necesitaremos reducirlo si es que queremos continuar en la consecución de nuestros objetivos. Por eso te daré acciones concretas para que puedas lidiar con eso:

  1. Identifica la emoción negativa que estás sintiendo para que esta pierda intensidad. Además, obtendrás mayor entendimiento de por qué te sientes así.
  2. Di no a ciertas cosas que no son relevantes. Preocupate por todo aquello que dependa de ti, mas no por aquello que no.
  3. Abraza a alguien que aprecias o pide que te den un masaje, pues el contacto físico deseado genera incrementos en la oxitocina y la serotonina, lo cual nos hará sentirnos mejor.
  4. Medita y/o haz apneas. Controla tu respiración, centra el enfoque en ella quitando la atención del estrés y relajándote.
  5. Cultiva una actitud de gratitud, recuerda todo aquello por lo qué deberías sentirte agradecido en tu vida.
  6. Busca soporte social. Encuentra un oído comprensivo al que le puedas contar tu situación, después de eso te sentirás mejor.
  7. No te quejes porque eso afecta tu cerebro. Enfocate en ser proactivo y buscar soluciones.
  8. Descansa adecuadamente. Un cerebro sin descanso no estará del todo bien para resolver la situación.

Sin más por agregar, ya sabes, ten una perspectiva mental positiva para poder conseguir lo que te propongas y, resolver tus problemas con creatividad y entendimiento.


Parte de lo que has leído acá está basado en este artículo y en este vídeo.

Querido lector, gracias por haber llegado hasta acá. Espero que siempre tengas una perspectiva mental positiva y te conviertas en alguien exitoso. Si tienes aportes u opiniones, déjalos en los comentarios. Y en caso de que consideres que esto que has leído pueda beneficiar a tus amigos, pues no esperes más y comparte este artículo en tus redes sociales. Hasta una próxima publicación.

Ser Insoslayable

Jean Pierre B

contacto@serinsoslayable.com

Dejar un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.