Parte Espiritual

Si tienes estos tres elementos, puedes persuadir a cualquiera

Todos hemos estado en alguna situación con personas, cuyas acciones y/o pensamientos consideramos que son mejorables, y donde nosotros sabemos cómo ellos pueden hacer para mejorar. La cuestión de acertar en ayudar a los demás a mejorar, se reduce en cómo nos comunicamos, y en si logramos persuadir a la otra persona.

Por eso, si tu quieres ser capaz de comunicar y persuadir, entonces has llegado al artículo correcto. Y para que aprendas cómo hacerlo, primero debemos definir qué es…

La Persuasión

Esta ocurre cuando logramos influenciar a una o muchas personas a actuar o pensar de un modo diferente apelando a la razón.

Por ejemplo, estás entrenando en un gimnasio y ves a un joven ejecutando un ejercicio erróneamente, te acercas para decírselo y explicarle cómo corregir la ejecución. En este ejemplo, puede que el joven te escuche y te haga caso, además de agradecerte. Como también puede que el joven te escuche pero haga caso omiso a tus recomendaciones. Si pasa lo segundo quizá sea culpa del muchacho por ser alguien grosero, o quizá sea tu culpa por no saber cómo persuadir.

Para estar seguros de que no sea tuyo el error en las próximas ocasiones que intentes persuadir a alguien, además de que lo logres, te enseñaré el bello arte de la persuasión. Así, si falla el intento, podrás estar tranquilo de que no ha sido a causa tuya, ya que infortunadamente, te encontrarás con personas que no estarán abiertas a mejorar.

¿Que elementos necesitas para persuadir?

Aristóteles decía que la persuasión ocurre cuando coexisten tres elementos:

(1) Ethos

Este elemento trata sobre la credibilidad que genera quien intenta persuadir. La credibilidad se consigue de distintas maneras, pueden ser estudios superiores, medallas, experiencia, etc.

En el ejemplo del gimnasio, puedes apelar a la credibilidad diciendo -y siendo, lógicamente- que  tienes algunos estudios o certificaciones en cosas relacionadas con entrenamiento, o simplemente teniendo un cuerpo trabajado a la vista que hable por sí mismo. De esta forma, el chico que te escucha sabrá que eres alguien que verdaderamente sabe del tema.

(2) Logos

Este elemento es el que lleva la persuasión por el camino de la lógica, los datos y las estadísticas. Es el que demuestra que tus argumentos están puestos sobre una base sólida.

En el ejemplo del gimnasio, podrías decirle al joven que según un estudio de hipertrofia de algún referente en la materia, la forma en la que él ejecuta sus ejercicios casi no genera resultado alguno, y que el estudio sugiere hacerlo de otra forma, y se la explicas. De esta forma, el chico verá que lo que dices es cierto y ha sido demostrado, mas no son vagas ocurrencias tuyas.

(3) Pathos

Este elemento es el más importante de los tres, pues es con el cual persuadimos por medio de las emociones y por la conexión que existe o que generamos con quienes nos comunicamos.

En el ejemplo del gimnasio, te tomas un par de minutos para conversar con el chico, conociendo así, sus motivaciones y los objetivos de su entrenamiento, también te abres tú para conectar con él, y en ese momento de forma amigable le dices que su ejecución mejoraría haciéndola de otra forma, seguramente si ha habido conexión mutua, al menos intentará la ejecución. De esta forma, el chico sentirá que hay un interés genuino de tu parte en cuanto a que él mejore.

 

PERSUASIÓN EFECTIVA = ETHOS + LOGOS + PATHOS

 

Si a la hora de persuadir y convencer a los demás generas credibilidad en lo que dices y haces, teniendo cosas que te respalden (Ethos), basas tus argumentos en datos e información verídica y relevante (Logos), y existe una conexión emocional y comprensión mutua entre tú y quien persuades (Pathos). Entonces, de seguro lograrás influenciar y persuadir al otro a cambiar sus pensamientos y/o acciones.


Querido lector, gracias por haber llegado hasta este punto. Espero que tus argumentos tengan la credibilidad, la base, y la conexión emocional suficientes para que puedas persuadir a los demás. En caso de que tengas aportes u opiniones, déjalos en los comentarios. Y en caso de que consideres que lo que has leído acá es valioso, persuade a los demás para que lean este artículo. Hasta una próxima publicación.

Ser Insoslayable

Jean Pierre B

contacto@serinsoslayable.com

Dejar un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.