Parte Financiera

Tu personalidad te dice en qué negocios deberías incursionar

Si tienes como objetivo incursionar en el mundo de los negocios, de seguro ya has intentado alguno que otro proyecto, o has visto distintas opciones que has buscado o que otros te han ofrecido. Muchas de esas opciones te han llevado al menos a ganar experiencia, e incluso, a tener un éxito pequeño o mediano. Sin embargo, sabes que estás para más y eso te hace sentir un tanto inconforme.

Sea como sea, en ese camino has aprendido cosas de ti como tus gustos, tus fortalezas y tus debilidades, entre otras. Y ahora, con lo que ya has aprendido, tienes más luces sobre en qué deberías invertir y qué evitar. En síntesis, entraste en este mundo al revés, haciendo primero y definiéndote después, cuando antes de hacer, debes conocerte primero.

Hacer antes de conocernos es un error común que yo también he cometido, y me ha pasado varias veces. Si no hubiese sido consciente en algún punto tras tantos errores -que me han dado experiencia-, quizá los seguiría cometiendo, hasta que así, de tantos golpes me hubiera conocido mejor. Por fortuna, encontré la manera de definirme primero, para después saber qué debería hacer y en qué enfocar mi tiempo, mi esfuerzo, y mis recursos. Por esa razón, en este artículo quiero compartirte ese conocimiento y esa información, para que tú también sepas en qué enfocarte cuando quieras entrar en el mundo de los negocios.

Tipo de personalidad de millonario

De seguro te preguntaras a qué me refiero con definirnos, es muy simple. Todos tenemos uno o dos -en algunos casos raros tres- tipos de personalidad de millonario, los cuales nos ayudan a definir nuestras habilidades e intereses, y dependiendo del tipo o los tipos que tengamos, habrán negocios en los que nos debamos enfocar, puesto que, de enfocarnos en otros distintos, el resultado más probable es la perdida de tiempo y dinero.

Por ejemplo, si has visto negocios multinivel, te has dado cuenta que hay personas que llegan lejos y son prósperos, pero por otra parte, otros que lo intentan y no les va bien, o les va bien pero no llegan tan lejos como quisieran. La diferencia entre unos y otros radica en que unos tenían un tipo de millonario al que les favorecía los negocios multinivel y los otros no.

Existen 7 tipos de personalidad de millonario, y sé que en este momento te mueres de ganas por conocer tu(s) tipo(s). Por eso te invito a dirigirte al siguiente enlace: Tipo de personalidad de millonario.

En el enlace encontrarás un test para que descubras tu tipo de personalidad, tranquilo, no te tomará más de cinco minutos hacerlo. Tras conocer tu(s) personalidad(es), regresa a este artículo, porque vamos a empezar a definir cada una de las personalidades, y así, sabrás con más claridad qué estrategias seguir para que tengas éxito.

(1) Tipo de personalidad Creadora

Es la personalidad de inventores, escritores, emprendedores, pintores, escultores, músicos, y cualquier otra actividad que tenga que ver con la creatividad y la mejora continua. Aquí el dinero se gana innovando y creando, pues quien posee esta personalidad es capaz de ver el panorama completo, y tiene una gran visión para desarrollar nuevos productos y servicios. Esta personalidad es de alguien a quién le gusta adelantarse a su tiempo, por eso siempre está creando, pero es común que deje a medias sus creaciones por su hiperactividad y su poca tolerancia al fracaso. Se entrega de lleno a sus creaciones, pero olvida preguntarle a sus posibles clientes si es eso lo que quieren o no, lo que podría ser contraproducente, ya que podría perder tiempo creando algo que nadie quiere ni necesita. Por esa razón, debería asociarse con personas cuya personalidad sea la de comerciante o la de negociador, para que le encuentren mercados a sus creaciones.

(2) Tipo de personalidad Artista

Esta es la personalidad de un creador e impulsor de marcas de otros, o de su propiedad. Aquí el dinero se gana por regalías, patentes, o por el permiso de uso del nombre de la marca. Él es experto en hacer que los demás se interesen en lo que hace, y en generar una reputación muy sólida, pues de esas dos es que él genera sus ventas. Por ejemplo, los influencers. 

(3) Tipo de personalidad Entrenador

Es la personalidad de la dirección de personas, pues sabe dirigir equipos de trabajo que le generan dinero. Logra esto descubriendo y gestionando las cualidades de los miembros de su equipo, para así, guiarlos a la victoria. Como le fascina enseñar y compartir su experiencia, ser un dueño de empresa o un capacitador sería su trabajo ideal, pues sus habilidades radican en convencer a su gente, motivarlos, y gestionar los recursos a su disposición.

(4) Tipo de personalidad Negociador

Es la personalidad de hacer dinero sin dinero, vender lo que aún no se ha producido, comprar con dinero que no se tiene, y no por ser falso o engañoso, sino por saber hacer el trato primero, y conseguir lo que hace falta después. Él sabe convencer a las personas para que inviertan dinero en sus ideas o en las de otros, además de ser experto en lograr los mejores acuerdos. Se relaciona con los demás fácilmente -así sea tímido-, lo cual le ayuda a hacerse con los tratos más ventajosos. Es observador y meticuloso, hábil para analizar su entorno y encontrar oportunidades de negocio donde otros no las perciben, puesto que, posee la cualidad única de escuchar más de lo que habla. Un tipo de personalidad de negociador debería asociarse con un acumulador, para que juntos construyan un imperio.

(5) Tipo de personalidad Comerciante

Es la personalidad de las ventas, de comprar barato para luego vender a un precio mayor a su costo. Es un vendedor profesional, por lo cual no hay mucho por decir, sin embargo, tiene la personalidad que debe ser más cuidadosa en no descuidar otras cosas que sean diferentes de la venta, pues tiene tendencia a pensar que las ventas son la única cosa importante del negocio. Por eso, no debería olvidar el uso de la tecnología para facilitar sus labores, el trabajo en equipo, y el apalancamiento, entre otros.

(6) Tipo de personalidad Acumulador

Es la personalidad del dinero y la gestión de las cosas, con talento para conseguir activos que en el futuro incrementarán su valor, por lo cual, si esta no hace parte de tus personalidades, consigue a alguien que la tenga para que haga parte de tu equipo. Al acumulador le interesan más los números y los análisis, que las relaciones interpersonales, pues le interesa más cultivar las relaciones comerciales, lo cual lo hace frío en su aspecto social. Por otro lado, invierte a largo plazo, siendo muy paciente para saber cuándo comprar y cuándo vender, sumado a que le pone poco cuidado a las recompensas inmediatas, prefiriendo las que traerá el futuro. Tiene la virtud de no entrar en pánico cuando los mercados bajan, y de saber cómo manejar su dinero, teniendo claro que este necesita dirección y estar en movimiento constante, multiplicándose, porque de otra manera se está perdiendo.

(7) Tipo de personalidad Constructor

Es la personalidad de la creación de sistemas, generando estrategias para que el negocio funcione sin necesidad de la presencia de su dueño. Es la personalidad perfecta de un franquiciador, pues es la de alguien disciplinado, ordenado y generador de manuales de procedimiento para la mayoría de actividades que realiza. Él planea y evalúa constantemente sus estrategias, gestiona sus recursos, y toma las decisiones con respecto a la información de la que dispone.

Consideración final

En este punto ya debes conocer tu personalidad de millonario, y saber la definición de la misma. Entonces, en un futuro cuando alguien se te aparezca con una oportunidad de negocio <<perfecta>>, sabrás si es para ti o no, dependiendo de si esa oportunidad encaja con tu personalidad o no. Recuerda que el hecho de que alguien haya tenido éxito haciendo algo, no es garantía suficiente para ti, lo más correcto y sensato es que enfoques tus esfuerzos, tu tiempo y tus recursos en negocios que encajen con tu personalidad de millonario.

Si en algún punto quieres incursionar en negocios que no corresponden a tu personalidad, lo puedes hacer, pero solo si lo haces de la mano con un equipo de trabajo, o con una sociedad con personas cuyas personalidades sí encajen con esos negocios. Por eso, es importante rodearnos de personas que nos aporten y complementen. Por ejemplo, mis personalidades de millonario son la de Negociador y Creador, y alguna vez tuve sociedad con alguien cuyas personalidades eran de Artista y Entrenador, entramos en el negocio de robots de trading, y en lo que duro la sociedad, tuvimos éxito.


El test de tipo de personalidad de millonario, lo puedes encontrar en el libro Cómo Ganar Dinero Sin Trabajar de Juan Antonio Guerrero Cañongo.

Querido lector, gracias por haber llegado a este punto. Espero que los negocios que emprendas exploten todas tus fortalezas y estén alineados con tu personalidad, además, también espero que te asocies con aquellas personas que te puedan complementar perfectamente. Si tienes aportes u opiniones, o quieres compartir tu tipo de personalidad, déjalo en los comentarios. Y si conoces a alguien que quiere emprender negocios, pero no sabe cuáles, entonces compartele este artículo, quién sabe, quizá así encuentres a tu socio de negocios ideal. Hasta una próxima publicación.

Ser Insoslayable

Jean Pierre B

contacto@serinsoslayable.com

Dejar un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.