Parte Social

¿Cómo evitar ser atracado?

Los atracos son actividades delictivas totalmente deplorables, y ser víctima de uno de ellos es una experiencia nada deseable, que incluso, puede dejar marcas físicas y psicológicas que lastren la vida del perjudicado. Nadie sabe cuándo ocurrirán, excepto el atracador quién es aquel que lo decide, por lo cual, una clave para evitar ser atracado es entender qué pasa en la mente del delincuente y bajo qué criterios elige a sus victimas.

Los criterios de selección de un criminal

El FBI llevó a cabo un estudio con prisioneros que habían disparado o atacado a oficiales de policía, para ver qué criterios utilizaron estos para elegir a sus agredidos. Antes de decidir <<entrar en combate>> con el servidor público, los prisioneros evaluaban cuán fácil sería derrotarlos por la forma en la que iban vestidos (si estaban desaliñados o arreglados) y por la manera en la que se movían (si caminaban encorvados o derechos). Los resultados arrojaron que aquellos policías cuya apariencia era descuidada y su lenguaje corporal era débil, eran los más propensos a ser atacados.

Morgan Wright, un agente veterano del orden público con más de 18 años de experiencia, que ha entrenado agentes de la CIA, el FBI, y la NSA, en análisis de comportamiento, entrevistas y técnicas de interrogación, dice que las personas con verdadera seguridad llevan en su apariencia la autoridad, teniendo en cuenta que la apariencia inicia con cómo nos vestimos y nos movemos.

Para Wright, un oficial invita los problemas si anda encorvado, evita el contacto visual, usa un vago e impreciso lenguaje corporal, y si su atuendo luce desaliñado. Entonces, si solo por esto un policía se puede convertir en la víctima ideal de un criminal, ahora imagínate qué será de una persona civil cualquiera que haga lo mismo, sabiendo que por lo general será un blanco más fácil que un policía, ya que no posee su entrenamiento ni sus armas.

¿Cómo evitar ser elegidos por un criminal?

Si tú no quieres entrar en el grupo de blancos fáciles de los criminales -entre ellos, los atracadores-, empieza con no cumplimentar sus criterios. Cuida tu apariencia e higiene personal, pues eso en el fondo mejorará la forma en cómo te sientas contigo mismo, y a su vez, repercutirá positivamente en tu seguridad. Además, maneja un lenguaje corporal que refleje confianza, haciendo cosas como caminar erguido, ocupar más espacio, sostener la mirada, entre otras.

Puede que aunque hagas todo lo del párrafo anterior, eso no te libre de un atraco, pero sí que te va a poner como un blanco difícil que es mejor evitar desde la perspectiva del atracador. Pues recuerda, a los seres humanos en general, no nos gustan las cosas complicadas, y muy probablemente el atracador prefiera buscar a otro que sí le parezca presa fácil, antes que intentarlo contigo. Y como plus, tener una apariencia cuidada y un lenguaje corporal que irradie confianza, se transformará en una alta autoestima, o sea, ¡ganancia doble!

Experiencia personal

Debo confesarte cuán afortunado me siento al decirte que nunca en mi vida me han atracado, pero si lo han intentado, y he estado en situaciones dónde me he sentido bastante expuesto, sin embargo, nunca he sido atracado. Aquí no te contaré las historias en las que me han intentado robar ni cómo las evite, pues no viene al caso.

Pero sí te contaré -en general- las situaciones dónde me he sentido expuesto, y dónde un criminal pudo haberme abordado con malas intenciones, pero me vio y ni siquiera lo intento. ¿Por qué? Porque mi apariencia estaba bien cuidada, tanto físicamente, como en lo referente a mi lenguaje corporal. Estos irradiaban confianza y un alta autoestima, y en consecuencia, el criminal me veía como un blanco que le causaría bastantes problemas.

Antes de terminar, quiero aclararte lo siguiente. Si bien el estudio tomó a reos que habían atacado oficiales, quise extrapolar sus conclusiones a un atraco, pues como un ataque es una aproximación a otra persona con objeto de agredirla, el atraco se rige por acciones similares por ser un abordaje con agresión física y/o psicológica, sumado al robo de pertenencias. Por esa razón, utilizo el estudio del FBI como referencia para mi consejo anti-atracos.

En resumen

  • Cuida de tu apariencia física. La externa: la limpieza de tu ropa y calzado, la higiene de tu boca, cabello y demás. Y la interna: tu descanso, tu alimentación y tu ejercicio. Verás que un buen cuidado de tu apariencia mejorará la forma en la que te sientes contigo mismo, y la forma en que te ven los demás.
  • Cuida de tu lenguaje corporal. Este dice más de nosotros que nuestras propias palabras, ya que, tú puedes decir que no estás asustado, pero todo tu cuerpo puede encontrarse temblando. Así que, intenta llevar contigo un lenguaje no verbal que siempre diga <<aquí va una persona segura y con autoridad, que se quiere mucho a sí misma y tiene un alta autoestima>>.

Gran parte de lo que has leído lo puedes encontrar en el libro Talk Like TED de Carmine Gallo.

Querido lector, gracias por haber llegado hasta este punto. Espero que ni tú ni nadie tengan pasar por la horrible experiencia de un atraco, y que no exista impunidad para los criminales. Si tienes aportes u opiniones, déjalos en los comentarios. En caso de que conozcas a alguien que haya sido víctima, o que luce cómo una víctima potencial, entonces, compartele este artículo. Hasta una próxima publicación.

Ser Insoslayable

Jean Pierre B

contacto@serinsoslayable.com

Dejar un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.