Parte Física

El juego que curará tus problemas para conciliar el sueño

¿No te ha pasado alguna vez que estás acostado en tu cama intentando conciliar el sueño, pero por alguna razón no lo logras? Tus pensamientos perturban tus intentos de dormirte, y cada segundo que pasas intentándolo sin conseguirlo, se torna en un estrés inconmensurable. Además, muy probablemente tendrás que madrugar al otro día y la idea de trasnochar te irrita bastante.

Al otro día, despiertas con sensación de cansancio, sin haber podido dormir lo suficiente, sabiendo que no podrás rendir al cien por ciento en tus actividades, quizá  tengas ojeras y una cara de cansancio que espantaría hasta el amor de una madre.

Si lo has vivido, seguramente sabes que es una experiencia nada deseable. Y seguramente has pensado y probado soluciones para ese problema: medicación, contar ovejas, frases de anclaje, beber un vaso de leche, etc.

Por fortuna, ya no tienes que probar más métodos, porque aquí te voy a compartir un simple juego efectivo que te hará soñar con los angelitos. Y te explicare la ciencia detrás del juego y porque es tan efectivo.

El juego

Este juego o truco mental se llama cognitive shuffling (barajadura cognitiva), descubierto por el investigador canadiense Luc Beaudoin. Se trata de que durante el momento que intentes conciliar el sueño, escojas una palabra cualquiera que contenga al menos cinco letras -de preferencia una que no tenga letras repetidas-, y empieces con la primera letra pensando en todas las palabras que inicien con esa letra, pero que no tengan ninguna relación en lo posible, hazlo así hasta que no se te ocurran más palabras. Cuando no se te ocurran más, pasas a la siguiente letra, y así sucesivamente. Ejemplo:

Palabra elegida: Dormí

D: Diente – Dromedario – Decanato – Dermis – Domo – Dardo – Duelo – Dirección – etc.

O: Oráculo – Orificio – Oleo – Orco – Omisión – Óseo – Opio – Ostentoso – Orfebre – etc.

R: Régimen – Ritual – Reconocimiento – Raudo – Risa – Remo – Rudimentario – Rata – etc.

M: Manubrio – Manteca – Meteoro – Misión – Murciélago – Mordisco – Metoposcopia – etc.

I: Irrisible – Iglesia – Inteligible – Imán – Inmerso – Ignición – Iguana – Independiente – etc.

¿Por que funciona este juego?

La idea es arrullar la mente llevándola a un estado grogui, que es el que precede naturalmente el ciclo del sueño, pidiéndole que se enfoque en palabras aleatorias sin hacer conexiones entre ellas. O sea, este juego hace que entres en la primer fase de tu ciclo del sueño, la cual es llamada adormecimiento que es donde aún seguimos despiertos pero nuestra mente no está del todo en la realidad.

En lo que el cerebro hace esta transición para irnos a dormir, él detiene su proceso de crear sentido, desactivando las funciones de procesamiento de orden superior que usamos durante el día, permitiendo que nuestros pensamientos y las imágenes se vuelvan surrealistas. Este desordenado <<estado surrealista>> es una señal de descanso para el cerebro, la cual le indica que es hora de apagarse. Y el juego de palabras del investigador Beaudoin incentiva este proceso, por eso la importancia de que las palabras no tengan relación alguna en lo posible.

Mi experiencia personal con el juego

Me ha parecido bastante efectivo, es más, hasta ahora no he llegado más allá de la tercera letra, pues después de eso, despierto al otro día. La sensación que me da es de una abstracción progresiva de la realidad, donde se empiezan a dibujar micro sueños imperceptibles, de tal manera que es como una especie de calentamiento para entrar en el mundo de Morfeo. ¡Toda una experiencia onírica placentera! Pues quién pensaría que puedes conciliar el sueño jugando; hasta eso puede ser divertido.


Si deseas leer más sobre el tema te invito a leer este artículo.

Querido lector, gracias por haber llegado hasta este punto. Espero que puedas conciliar tu sueño con facilidad, y que disfrutes de un descanso de alta calidad. En caso de que tengas aportes u opiniones, déjalas en los comentarios. Si conoces a alguien que está luchando cada noche por dormirse, compartele este artículo. Hasta una próxima publicación.

Ser Insoslayable

Jean Pierre B

contacto@serinsoslayable.com

Dejar un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *