Parte Financiera

FOMO: Malas decisiones en negocios e inversiones, y pérdida de dinero

¿Qué es FOMO?

¿Quizá hayas experimentado esto? Estás frente a una oportunidad de negocio, una inversión, o una ganga, en la cual deberías poner todo tu dinero, puesto que, muchos otros ya se han beneficiado de alguna de ellas, y si tú no lo haces, serás el tonto que tuvo la oportunidad en su cara y la dejó escapar. ¿Lo has sentido alguna vez? De ser así, déjame decirte que has sido víctima de FOMO (Fear Of Missing Out), o sea, miedo a perderse de algo.

Si tú no quieres perder tiempo ni dinero, entonces, no seas víctima de FOMO. Esto te lo quiero compartir, porque yo ya he sido víctima de este, y perdí tiempo y dinero por incursionar en oportunidades que eran muy buenas, que tenían potencial, pero que no eran para mí.

Por ejemplo, recuerdo que a inicios del año 2016, por cuestiones académicas de un MBA que cursaba en ese entonces, estaba en un grupo con quienes tenía que presentar un proyecto de emprendimiento, pues ese era nuestro último requisito para culminar con nuestros estudios y poder graduarnos. Cuando terminamos nuestro proyecto, este quedó tan bien estructurado, y se le veía tanto potencial, que pensamos en sacarlo del papel y volverlo una realidad. Y así fue, reunimos un dinero y empezamos a ejecutar lo que habíamos establecido en la planificación. Sin embargo, no me sentía bien, pues si bien yo sabía que la idea era increíble y que podía llegar muy lejos, esta no era el tipo de negocio al cual yo me quería entregar por completo. Dure tres meses en ese emprendimiento, al que -debo confesarlo- entré por FOMO, y ya puedes intuir lo que pasa cuando actuamos por ese miedo: perdí tiempo* y dinero. 

¿Qué hacer ante FOMO?

Te podría mencionar más ejemplos personales, como alguna vez que estuve en un multinivel por el mismo miedo, y el resultado fue el similar al del ejemplo anterior. En fin, todos los ejemplos de FOMO que tengo, me han llevado a una enseñanza, que incluso, el mismo Steve Jobs comparte. Esa enseñanza es: No entres en negocios en los que no creas al 100%, sin importar cuanto potencial aparenten. Entra en negocios en los cuales puedas explotar tus fortalezas, donde cada día que transcurra, sin importar lo que pase, jamas pierdas la chispa de querer hacer lo que haces. En definitiva, entra en negocios en los que creas por completo.

Cuando quieras entrar en un negocio o hacer una inversión, una de las preguntas que debes ser capaz de responder es: ¿puedo explicar ese negocio/inversión de tal forma que hasta un niño pequeño lo pueda entender? Si tu respuesta es sí, vas por muy buen camino. Si es no, infórmate más antes de tomar cualquier decisión, porque estás entrando a ciegas en terreno desconocido.

Y por otro lado, el FOMO también puede ser un generador terrible de gastos, el cual es utilizado como herramienta por muchos negocios y vendedores habilidosos, para hacerte comprar sus productos y/o servicios. Por ejemplo, de seguro conoces a alguien que compró algo solo porque había una promoción hasta ese día; pobre victima de FOMO.

Librarse de FOMO, no se ha tratado de privarse de lujos, ni de evitar comprar cosas. Simplemente, analiza con cabeza fría la compra que estás a punto de hacer, pregúntate si es necesaria, y si tu vida cambiará en caso de no hacerla. Compra cosas por necesidad o por gusto, pero nunca por FOMO, tu billetera te lo agradecerá.

En resumen

Como lo habrás leído a lo largo del artículo, yo ya he cometido errores por FOMO, y no quiero que te pase lo mismo mi querido lector, por eso ten en cuenta lo siguiente:

  • ¿Ves potencial en una idea y crees en ella 100%? Entra en ese negocio/inversión.
  • ¿Ves potencial en la idea, pero no crees en ella 100%? No entres en ese negocio/inversión, busca otras a las cuales les vas a dedicar tu tiempo. O invierte como inversor capitalista, dejando ese negocio/inversión en manos de alguien que sí crea y se dedique a ello por completo.
  • ¿No ves potencial ni crees en la idea? Aléjate de ella.
  • ¿Conoces la inversión al punto que puedas explicársela a cualquiera? Invierte.
  • Conoces la inversión, pero no puedes explicarla de forma que cualquiera la entienda? Si no puedes explicarla, es muy probable que no la entiendas, estudia más y busca más información, antes de invertir.
  • ¿No conoces sobre la inversión? Aprende sobre la inversión, no entres hasta que no la entiendas por completo.
  • ¿Hay una promoción con fecha límite? Pregúntate si de verdad necesitas ese producto o servicio, analiza si comprarlo puede hacer un ahorro significativo en tu presupuesto habitual. En caso de ser beneficioso, alista tu dinero. En caso contrario, di <<no, muchas gracias>>.

Cada vez que te encuentres en una de las situaciones anteriores, aplica la respuesta respectiva, de esta manera, te librarás del FOMO.

Nota: Si quieres saber qué criterios utilizar a la hora de tomar una decisión respecto a un negocio/inversión, entonces, lee este artículo: Invertir es igual que comprar pescado.


*Aclaración: si bien digo que perdí mi tiempo, no me refiero a que los tres meses fueron un desperdicio, al contrario, estuvieron llenos de muchísimas enseñanzas. Lo que quiero decir es que fue una pérdida en el sentido en que ese tiempo lo pude haber utilizado en otros negocios o proyectos en los que sí hubiera estado dispuesto a dar todo de mí. 

Querido lector, gracias por haber llegado hasta este punto. Espero que tus inversiones y negocios sean el resultado de una creencia fuerte en ellos, mas nunca por FOMO. Si tienes aportes u opiniones, déjalas en los comentarios. En caso de que conozcas a alguien que haya sido o sea víctima de FOMO, entonces, compartele este artículo y salva otra vida financiera. Hasta una próxima publicación.

Ser Insoslayable

Jean Pierre B

contacto@serinsoslayable.com

Dejar un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.