Parte Financiera

Empresario inversionista: La mentalidad para que crezca tu ingreso y tu patrimonio

No sé cuál es tu posición socio-económica actual, pero si quieres aumentar tus oportunidades de generar mayores ingresos y hacer que el dinero sea el que produzca a tu favor, entonces debes tener una mentalidad que te permita lograrlo. De eso va este artículo, de que sepas cuál es esa mentalidad, y de cómo puedes adaptarla a tu vida. Sin más por decir, comencemos con…

La mentalidad de Empresario Inversionista

En realidad, esta es la combinación de dos mentalidades muy fuertes, que al combinarse producen una aún más poderosa. Por eso, para poder entenderlas vamos a verlas por separado.

(1) Mentalidad de Empresario

Un empresario se caracteriza por multiplicar su esfuerzo para llegar a producir más, y para poder satisfacer a más personas con sus productos y servicios, lo cual implica que otros y la tecnología trabajarán para él en pro a lograr eso. Además, ve cada cosa como un negocio mejorable, cuyos números y resultados son susceptibles de cambiar debido a las acciones y decisiones que él tome. Y por otra parte, busca alternativas para que los costos se reduzcan a la vez que los ingresos aumenten.

En general, sus características serían:

  • Multiplicar el esfuerzo a través de otros
  • Orientación a costos
  • Decidir sobre el límite de crecimiento
  • Ser líder de grupos
  • Ser ambicioso e inconforme
  • Tener visión comercial

Sea cual sea tu situación y tu posición, si piensas como un empresario, buscarás la forma en que hasta el más mínimo proyecto que tengas, sea auto-sostenible y que -en lo posible- esté automatizado total o parcialmente, para así, disfrutar de sus beneficios y tener tiempo disponible para pensar en futuras mejoras.

Por ejemplo, cuando vivía en un apartamento de alquiler, hablé con la dueña para dejar el precio de la renta mensual y los servicios de forma fija, sin importar cuanto consumiera, pues esto me permitiría automatizar y realizar el cálculo y el control del presupuesto del dinero del hogar de cada mes, más fácilmente. Además, vi ese apartamento como una empresa, y busqué alternativas para que esté generara un ingreso, entonces, un día recordé que un amigo que vivía cerca y a quien le encantaba cocinar, no tenía horno en su casa, por esa razón, le propuse que me hiciera un pago módico mensual para darle acceso a mi horno hasta dos veces por semana, y él aceptó.

Si el ejemplo anterior fue aplicado en algo tan simple como ver a tu hogar como una empresa, ahora imagina aplicandolo a otros aspectos de tu vida, e incluso, a tu propio negocio, las posibilidades son infinitas.

(2) Mentalidad de Inversionista

Un inversionista se caracteriza porque su enfoque está en el incremento de activos, la obtención de ingresos adicionales por rentas o inversiones de compra-venta, la propiedad de negocios, y el uso de diferentes instrumentos financieros a su favor. Él ahorra, pero no lo hace para tener seguridad, sino que lo hace para tener un capital para invertirlo y hacerlo crecer, buscando aquellas inversiones <<baratas>> respecto a su valor real, para poner su dinero allí. Y lo más importante, sus relaciones suelen ser más pragmáticas que otra cosa, pues intentan que sean para que crezcan sus negocios y los de aquellos que los rodean.

En general sus características serían:

  • Multiplicar activos
  • Reinversión
  • Creación de dividendos
  • Creación de rentas
  • Creación de plusvalía
  • Ser accionista

Sea cual sea tu situación y posición, si piensas como un inversionista, estarás al pendiente de encontrar aquellas oportunidades de crecimiento tuyas y de otros, para ser participe en ellas y sacar beneficios. También, aunque tengas presente que algo pueda salir mal, no tendrás miedo a ello, y planificarás para reducir cualquier riesgo, porque vas por todo.

Por ejemplo, en épocas de crisis, muchas personas quieren salir de sus activos -por las razones que sean- a precios muy inferiores de su valor real, entonces, puedes encontrar cualquier tipo de activos para invertir en esa época, desde acciones y bienes raíces, hasta arte y otros menos convencionales. Así que, ten efectivo y capital disponible para invertir cuando llegue la próxima crisis.

 Empresario + Inversionista

Después de entender cada una de las dos mentalidades, cuando aplicas ambas en simultánea para cualquier aspecto de tu vida, encuentras la combinación ganadora para hacer crecer tu riqueza.

Piensa de qué manera puedes hacer para que tu negocio o tu vida personal sea como una empresa, en la cuál reduces y optimizas gastos, mientras buscas maneras para que tus ingresos incrementen. Y por otro lado, buscas alternativas de ingresos distintos al que ya tienes, y alternativas de inversiones que aumenten tu patrimonio, pues recuerda que la riqueza se mide en el patrimonio, mas no en el ingreso.


Gran parte de lo que has leído está basado en el libro El Arte de Hacer Dinero de Mario Borghino.

Querido lector, gracias por haber llegado hasta este punto. Espero que puedas hacer crecer tus ingresos y tu patrimonio, gracias a tu mentalidad de Empresario Inversionista. Si tienes aportes u opiniones, déjalos en los comentarios. Y si conoces a alguien cuya vida financiera se vería muy beneficiada por leer lo que está aquí plasmado, entonces, comparte este artículo con esa persona. Hasta una próxima publicación.

Ser Insoslayable

Jean Pierre B

contacto@serinsoslayable.com

Dejar un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.