Parte Social

¿Cómo dar consejos como un pro?

Me siento orgulloso de decirte que soy una de esas personas en las que muchos otros depositan su confianza, pues muchos se acercan a mí para contarme cosas que no le cuentan ni a sus amigos ni a sus familiares. Además, ellos suelen buscar mi consejo sobre una situación concreta. Por todo esto, me siento muy agradecido y feliz de ser percibido así por muchas personas.

Las cosas que hago para que los demás me perciban así, las puedes replicar tú también. Por esa razón, he decidido crear este artículo, para que puedas hacer todo eso, y de esa manera, puedas ayudar a mejorar la vida de muchas personas.

Las personas buscan comprensión

Generalmente, cuando una persona se acerca a contarte algo, busca principalmente sentirse comprendida. Busca un espacio donde pueda desahogarse y sacar todas esas cosas que quiere expresar, sin sentirse juzgada ni criticada. Si tú eres capaz de generar ese tipo de espacios y -obvio- que los demás lo perciban así, las personas te buscarán para contarte aquello que ronda por sus cabezas.

No siempre estarás de acuerdo con esa persona, no siempre verás las cosas de la misma forma en que otros las ven, y quizá, aún no has experimentado aquello que te comentan. Pero,  haz dos esfuerzos: el primero es que intentes comprender y empatizar con lo que le sucede a esa persona. Y el segundo es que nunca juzgues ni critiques, aunque tu perspectiva sea totalmente opuesta a lo que escuchas.

Esto lo logras cuando entiendes que, si hubieses tenido la educación, las experiencias, y hubieses vivido todas las circunstancias por las que ha atravesado la persona que tienes en frente, muy seguramente pensarías y te comportarías de la forma en la que él/ella lo hace. Así que, aprende de esa persona todo lo que puedas, pues hay dos formas de vivir la vida, una  es a través de tus ojos, y la otra es a través de los ojos de los demás. Además, agradece por la confianza que alguien te tiene, porque aunque existen miles de millones de personas, esa persona te eligió a ti por sobre los demás para contarte.

Por último, aprende a escuchar. La persona que domina la conversación no es aquella que más habla, sino aquella que más escucha. Escucha y pon cuidado, deja de estar pensando en lo que responderás y presta atención a aquello que te están diciendo. Las palabras de los demás te darán toda la información que necesitas, siempre y cuando, ellos se sientan en el contexto adecuado para expresar lo que tienen en sus cabezas.

Las personas ya saben la respuesta

Cuando una persona te cuenta algo, seguramente no es una cosa nueva para ella, sino que es algo que ha rondado por su cabeza durante mucho tiempo antes de contarte. En el momento en que te lo cuentan, es tu primer aproximación a esa situación, así que, a menos que seas un guru sobre el tema que te contaron, las posibilidades de que se te ocurra algo nuevo y distinto a lo que esa persona ya ha pensado, son muy mínimas.

Si esa persona lleva un buen tiempo pensando y pensando sobre una situación, de seguro, ya ha ponderado bastantes opciones y soluciones para ello, y cuando te dice que necesita tu consejo, generalmente no lo necesita, sino que lo utiliza como excusa para poderse desahogar contigo, ya que necesitan expresar lo que están sintiendo, y qué mejor que un oído comprensivo como el tuyo para eso.

Lo que siempre hago después de que me han comentado la situación, es preguntarle a esa persona <<y ¿tú que has pensado sobre eso?>>. Cuando ellos responden a esta pregunta, sus respuestas suelen ser la solución que se me había ocurrido, o en algunos casos, son otras soluciones que también servirían y que no se me habían ocurrido, e inclusive, soluciones mejores que me hacen pensar que esa persona no necesitaba un consejo de verdad. Aunque, también hay unos pocos casos donde mis soluciones son mejores que las que ha pensado esa persona, pero repito, son pocos.

Cuando hago la pregunta anterior, es para cerciorarme de que la persona tiene o carece de las respuestas a su situación. En caso de que no las tenga, le ayudo comentándole lo que yo haría o considero que sería la mejor alternativa para ella. En caso de que sí, simplemente le digo que su solución es la que debería aplicar, porque es la mejor, y le  digo que me mantenga al tanto de su situación tras aplicar la solución, ese seguimiento y ese interés hacen que reforcemos nuestra relación.

Al final de nuestra conversación, sea que yo le haya dado la respuesta, o sea que esa persona la tuviese desde antes, siempre recibo comentarios como <<muchas gracias, eres el mejor aconsejando>>, y otros parecidos. Cuando fue por mi solución es comprensible, pero como te dije, no es el caso común. En cambio, el caso común es que ellos tengan la solución desde antes, y cuando me dicen ese comentario, lo traduzco como un agradecimiento por haberles dado el espacio adecuado para que ellos se pudieran desahogar y se sintieran comprendidos.

Consideraciones finales

Ya conoces las cosas que hago para haberme convertido en el <<consejero>> de muchas personas. Sé que tú las puedes aplicar desde ya, y que te ayudarán a forjar relaciones más profundas con quienes te rodean. Pues, por lógica retroactiva, entenderán que si ellos te han contado todas esas cosas que no le cuentan a todo el mundo, ha de ser porque tú no eres un cualquiera, sino alguien especial, y por consiguiente, lo más sensato es mantener una relación cercana contigo.

Claro que, si quieres que tus consejos sean escuchados sin tener que hacer tanto trabajo de comprensión, entonces conviertete en guru, en un experto en un área, cuyas palabras sean tomadas casi como mandamientos. La gente te escuchará atentamente a todo lo que digas, y cualquier cosa que les respondas lo tomarán de la misma forma en que un católico tomaría la palabra de Jesús.

Ahora te pregunto: ¿quién será tu próximo aconsejado?


Querido lector, gracias por haber llegado hasta este punto. Espero que puedas aconsejar y ayudar a la vida de muchas otras personas. Si tienes aportes, opiniones, o consejos, déjalos en los comentarios. Si conoces a esa persona que aconseja pero sus palabras caen en oídos sordos, entonces, aconsejale leer este artículo, te lo agradecerá. Hasta una próxima publicación.

Ser Insoslayable

Jean Pierre B

contacto@serinsoslayable.com

Dejar un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.