Parte Financiera

Diferencias entre Mercadeo, Publicidad y Marca

Cuando hablo con algunas personas que tienen una idea de negocio, una empresa, o un proyecto, sobre la manera en la que quieren comunicar su mensaje a los demás para convencerlos de una u otra cosa, a la hora de escuchar sus respuestas, percibo varios malentendidos.

En general, ellos confunden su marca con sus estrategias de mercadeo, o creen que la publicidad es hacer que la marca esté en todos lados, etc. No digo que sus actos o sus enfoques estén mal, porque a final de cuentas, algunos sí consiguen los resultados que buscan. Sin embargo, quiero escribir este artículo para que las personas puedan distinguir estos conceptos, y una vez distinguidos, puedan aplicarlos correctamente.

Pero tranquilo, si bien cada tema tiene una profundidad tan extensa que existe una inmensa bibliografía para cada uno, no quiero atiborrar tu cabeza de un montón de teoría y términos complicados, simplemente, te lo explicaré de la forma más sencilla posible.

Mercadeo

El mercadeo es la imagen que estás tratando de dar a los demás.

Si lo viésemos en una persona, su mercadeo sería la forma en la que se peina, se viste, los colores que usa, su olor, y otras cosas más que esta intenta proyectar. Eso que la persona intenta proyectar es una estrategia de mercadeo, e incluso, aquella persona que no cuida de su apariencia para nada, está haciendo mercadeo porque el hecho de no tener estrategia de mercadeo, es una estrategia en sí misma.

Esto pasado a la empresa, significa la forma en la que quieres que otros perciban a tu negocio. Y si tenemos en cuenta la fuerza que tienen las primeras impresiones en la forma en la que somos y seguiremos siendo percibidos a futuro, entonces, esto toma un valor sumamente importante. Por lo cual, la <<apariencia>> de tu empresa debe reflejar los valores y la visión que persigue, para comunicar lo que esta pretende de la forma más efectiva posible, y para que su mensaje sea aceptado por los consumidores.

Publicidad

Si el mercadeo es la forma en la que quieres ser visto, la publicidad se refiere a todas las acciones que ejecutas para que así sea.

En una persona, la publicidad sería las cosas que dice, los lugares que frecuenta, su comportamiento y con quienes se junta. Además, no sobra decir que estas acciones deben ser congruentes con la imagen que quieres dar, porque la incongruencia confundirá a los demás y les da motivos suficientes para no volver a tratar contigo. Así que, si eres de los que se queja por la excesiva corrupción en su país, pero eres de los que sobornan a las distintas autoridades, después no preguntes porque no atraes las mejores cosas y personas a tu vida.

Esto pasado a la empresa, significa que todas las acciones que ejecutas de cara al público,  por lógicas razones tienen que estar alineadas con la imagen que pretendes ofrecer, pues no querrás ser como esas petroleras con logos y comerciales verdes pro-planeta, pero que son artífices de desastres naturales de colosales proporciones, en consecuencia, el público en general no las toma en serio. Así que, procura que tu publicidad no confunda ni enfurezca a tu público, porque esos son errores que te pueden costar mucho dinero, e inclusive, llevarte a la quiebra, cuando los puedes evitar con el somero hecho de ser congruente.

Marca

Si el mercadeo es la forma en la que quieres que otros te vean, y la publicidad son las acciones que tomas al respecto para que así sea, entonces la marca es la forma en la que verdaderamente eres percibido por los demás.

Las estrategias de mercadeo siempre deben tomar en consideración a la marca. Por eso, si una persona es percibida como mentirosa, hará falta más que un bello atuendo y unas palabras sofisticadas para que los demás quieran contraer un compromiso con ella. Si hay problemas de reputación, la persona debe trabajar continua y consistentemente en arreglarlos -aunque sea muy difícil y no haya garantía de lograrlo-, claro, si es que quiere que sus estrategias de mercadeo y su publicidad logren la repercusión que busca.

Esto pasado a la empresa, es igual de crucial, pues antes de planificar y ejecutar cualquier estrategia de mercadeo y de publicidad, debes tener en cuenta cómo es que tu mercado te percibe. Claro, si te encuentras en un punto dentro de la mente de tu cliente, puedes cambiarlo, y para hacerlo se requiere esfuerzo continuo aunque no hayan garantías. Por tal motivo, siempre que quieras definir tu estrategia de marca, aplícala desde el principio para que haga parte de la primera impresión que generas.

Recomendación final

Siempre que puedas, da la mejor impresión posible, una impresión alineada con la imagen que quieres mostrar, por medio de un comportamiento congruente con esa misma imagen, y las probabilidades de que los demás te perciban como tal, son bastante altas.

En el infortunado caso de que los demás tengan una percepción distinta y menos favorable de la que quisieras tener, tranquilo, no te alarmes, la puedes cambiar, pero no va a ser fácil y, requerirá de constancia y disciplina. Por ejemplo, cada vez que Facebook cambia su diseño, la gente comienza a quejarse y a criticar la nueva versión diciendo que prefieren la anterior, sin embargo, eso no detiene a Facebook, pues se mantiene constante en su cambio, al punto que la gente se acostumbra y deja de quejarse. Además, pasa algo muy curioso, cuando Facebook vuelve a hacer un nuevo cambio, la gente vuelve a quejarse diciendo que prefieren la versión anterior, o sea, prefieren la versión que alguna vez habían dicho que odiaban y criticaron. De cualquier manera, Facebook sigue firme con su cambio, y la gente se termina acostumbrando igual.

Esto es importante por dos razones. La primera, cada vez que emprendas una estrategia para cambiar la percepción que otros tienen de ti, siempre habrán detractores que se quejarán y te criticarán, así que, ignóralos y mantente firme en tu camino siempre que lo tengas claro. Y la segunda, si eres constante y congruente con el cambio que quieres generar, al final lograrás que los demás se acostumbren a tu nueva versión, pero para llegar a ese punto, debes desarrollar una confianza de acero para continuar a pesar de todo.

Como ves, puedes aplicar todo lo que has leído en ti o en tu empresa. Así que, ahora te pregunto: ¿Cuales serán tus estrategias de mercadeo, publicidad y marca que aplicarás desde ahora?

Nota: Si tienes una idea de negocio que quieres emprender, pero no sabes cómo hacerlo, entonces te recomiendo que leas este artículo: Producto Mínimo Viable: Emprende tu idea de negocio lo más pronto posible.


Parte de la información que has leído, la puedes encontrar en este artículo.

Querido lector, gracias por haber llegado hasta este punto. Espero que las estrategias que realices de mercadeo, publicidad y marca de tu empresa y tu persona, tengan éxito. Si tienes aportes u opiniones, déjalos en los comentarios. En caso de que conozcas a esa persona o a ese dueño de negocio que se vería bastante beneficiado por lo que tú has leído acá, entonces compartele este artículo, y mejora la percepción que otros tienen sobre ti. Hasta una próxima publicación.

Ser Insoslaybale

Jean Pierre B

contacto@serinsoslayable.com

Dejar un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.