Parte Social

¿Cómo curar la soledad y mejorar tu vida social?

Vivimos en tiempos donde tenemos la posibilidad de estar conectados con millones de personas, pero, en donde la soledad es un problema creciente en muchas sociedades, sobre todo en aquellas donde las herramientas para hacer esa conexión masiva son mayores. (Qué ironía)

No conozco tu situación respecto a la soledad (y si tú tampoco la conoces, te invito a descubrirla haciendo este test), aun así, en este artículo te daré acciones específicas para que sepas cómo combatirla, y en caso de que no estés sólo, te servirán para potenciar tus relaciones sociales, pero antes de eso…

¿Qué es la soledad?

La soledad no se trata de estar aislado del mundo, pues de acuerdo con John Cacioppo autor de Loneliness: Human Nature and the Need of Social Connection, muchos de nosotros anhelamos tiempo a solas en ciertos momentos, el cual nos da una sensación de restauración y de paz, cuando así lo deseamos.

Por tal motivo, la soledad es más un estado de percepción que depende en mayor medida en la calidad de las relaciones de la persona, que en su cantidad. Por eso, podemos encontrar personas que con pocas relaciones pueden sentirse satisfechos en su aspecto social y, personas que con muchas relaciones pueden sentirse vacíos y desconectados. En definitiva, es una cuestión de cómo la persona se siente con su vida social.

Nuestra historia como raza humana tiene un factor común: la vida en sociedad. Ahora, remóntate a la época de tus antepasados, e imagínate si por algún motivo, alguno de ellos se alejaba de su tribu, sus posibilidades de supervivencia eran casi nulas, y se tomaba como sinónimo de muerte, incluso, en la edad antigua, los atenienses preferían la muerte por sobre el exilio. En fin, nuestros cerebros evolucionaron creyendo que la exclusión social podría ponerte en un estado donde tu vida corriera peligro, y desarrolló un mecanismo donde asocia la exclusión social con el dolor, al punto que al sentirse excluido, registra actividad en el córtex del cíngulo anterior y en la ínsula, que son las zonas donde registramos el dolor físico, o sea que, la soledad cuando no es deseada duele como una herida fuerte.

Si bien, el dolor que sentimos por la soledad nos sirvió en otras épocas para sobrevivir, en esta era donde podrías vivir casi sin tener contacto con nadie, mientras estás encerrado en tu casa abasteciéndote de domicilios, ese dolor se convierte en algo innecesario que ya no sirve para el propósito para el que fue creado y, se ha convertido en un generador de muchos problemas que afectan la vida de millones de personas.

Efectos negativos de la soledad (no deseada)

En este punto no quiero mencionarte todas las cosas malas que puede padecer alguien a causa de la soledad, pues eso merecería no solo un artículo completo, sino todo un libro. Sin embargo, te mencionaré algunas para que veas cuán grave puede llegar a ser.

Cuando nos sentimos desconectados de aquellas personas en las que confiamos y dependemos para ayuda y apoyo, eso nos pone en un estado de alerta alta, la cual desencadena una respuesta de estrés en el cuerpo, o sea, altos niveles de cortisol y epinefrina. Vivir en ese estado constantemente, guía a una serie de problemas de salud e induce a malos hábitos de vida que sólo empeoran la situación, como menor sueño restaurador, resistencia a la insulina, presión sanguínea más alta, mayor inflamación, un sistema inmune debilitado, depresión, entre otros.

Y por otro lado, la soledad aumenta nuestra sensación de tristeza, nos hace más propensos a contraer enfermedades, nos induce a llevar niveles de energía menores, y puede hacernos entrar en un circulo vicioso donde repelamos a aquellos cercanos a nosotros, pues al hacernos entrar en un estado de reacción de lucha o huida (cortisol), es más probable que discutamos con los demás, a que los abracemos.

¿Cómo combatir la soledad?

Al principio del artículo, te dije que te compartiría acciones concretas para que puedas superar tu soledad, y en caso de que no la tuvieras, también te servirían para mejorar tu vida social. Esas acciones concretas son:

  • Únete a grupos que realicen actividades que te interesan, de esta forma, harás algo que es importante para ti y mantendrás contacto con personas con intereses similares a los tuyos. Por ejemplo, puedes tomar clases grupales de un idioma que siempre has querido aprender, unirte a un gimnasio si te gusta realizar actividad física, ser participe en un club de lectura, etc…
  • Socializar es un ejercicio y un hábito, así que, cada vez que te encuentres rodeado de personas, y te la pases mirando tu móvil sin propósito alguno, mejor apágalo y conversa con aquellos a tu alrededor. Si por alguna razón te sientes tentado a evitar una charla, sólo haz una pregunta cuya respuesta te interese conocer, a esa persona o a ese grupo y, mira lo que sucede.
  • De acuerdo con Susan Pinker autora del libro The Village Effect, podemos sentirnos mucho mejor tras sólo hablar en persona con alguien durante 30 segundos, así que, habla con tus conocidos y con extraños, genera una pequeña conversación, solo eso basta para sentirnos más felices y saludables. Sin embargo, Pinker dice que no obtenemos ese beneficio de una conversación en linea, como el chat, así que, dale prioridad al cara a cara.
  • Ten en cuenta <<la regla de los 7 minutos>>, que es lo que nos toma para saber si una conversación será interesante. Por eso, cuando inicies una conversación, no juzgues tan prematuramente, dale un poco de tiempo y, si tras 7 minutos no mejora, tienes mi permiso para despedirte y desear un feliz día.
  • Las interacciones en persona son y serán siempre la mejor opción. Ya que, en ellas puede existir el contacto físico, el cual es crucial para reforzar y fortalecer tus relaciones. Entonces, cuando quieras interactuar con alguien, haz lo posible para que sea en persona.
  • En caso de que quieras interactuar con alguien, pero no sea posible hacerlo en persona, entonces utiliza plataformas como Skype, donde ambos puedan ver la cara del otro, porque el lenguaje corporal también nos dice cosas y, es importante en nuestras interacciones.  En caso de que no sea posible la vídeo-llamada, la opción siguiente es hacer una llamada, para escuchar la voz del otro, pues esta también nos comunica cosas importantes. Así que, evita utilizar tanto el chat, úsalo más como herramienta para concretar reuniones y enviar información específica.
  • Dale un propósito específico a las redes sociales que utilices, pues un estudio mostró que entre más tiempo pasamos en Facebook (extrapola esto a las demás redes sociales), más tendencia tendremos a sentirnos deprimidos. Haz que tu propósito en las redes sociales no te exponga a cosas que te depriman, y/o que sea para compartir cosas valiosas y significativas con aquellos que quieras conectar.
  • Sé un buen samaritano. Ayudar a otros te hará sentir mejor a ti y, te hará forjar relaciones más fuertes y profundas con los demás.
  • Hace más de 12.000 años, nuestros ancestros utilizaban la comida para resolver conflictos y crear una identidad de grupo. O sea, comer con otros es una de esas actividades sociales que hemos hecho durante muchas generaciones, por eso, intenta comer con otros, si es el caso, haz tú la invitación.
  • Si sientes soledad, expresa lo que sientes, dale nombre, reconoce qué es lo que te sucede, así esa sensación perderá poder sobre ti. Además, a todos nos gustan las personas auténticas y, si hablas con los demás desde tu <<yo>> más sincero, de seguro podrás conectar con ellos más fácilmente. Además. ellos te podrían ayudar con tu soledad, si comprenden tu situación.

Ahora, tu misión después de leer todo esto, será socializar con la primera persona que veas. Cuéntame qué tal te va con esa experiencia.


Si quieres aprender y profundizar más sobre la soledad, te recomiendo y te invito a leer este artículo tan interesante.

Querido lector, gracias por haber llegado a este punto. Espero que puedas socializar y crear las relaciones más significativas de tu vida, además, que tu soledad sea por decisión tuya mas no un padecimiento. Si tienes aportes, opiniones, o quieres contar tu experiencia socializando, deja todo eso en comentarios. Por último, si crees que lo que has leído acá puede mejorar la vida de muchos otros, entonces comparte este artículo, y socializalo con ellos. Hasta una próxima publicación.

Ser Insoslayable

Jean Pierre B

contacto@serinsoslayable.com

Dejar un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *