Parte Social

Socializar te hace más inteligente

Nuestra historia como raza humana ha demostrado que hemos avanzado como civilización en todos los aspectos, a través de la vida en sociedad. Ponte a pensar, ¿crees que hubieran sido posibles todas las cosas de las que ahora disfrutas, si los humanos hubiésemos actuado por separado? Y esto da aún mucho más para pensar, como el hecho de que los mayores avances hayan sucedido en los últimos años, y que cada vez suceden con mayor velocidad, o sea, estos avances suceden en la época donde podemos estar más conectados que nunca, con otros humanos sin importar la distancia, gracias a internet.

Además, nuestro cerebro registra la sensación de exclusión social, de la misma manera que registra el dolor físico. Esto demuestra cuán importante es para nosotros como humanos, el hecho de socializar y ser parte de algo más allá que el individuo. Lo que a su vez nos dice que, no sólo socializamos para progresar, sino también porque es algo necesario para nosotros.

Teoría de la Inteligencia Maquiavélica

Esta teoría también se la conoce como la hipótesis del cerebro social. La cual habla sobre como la creciente cantidad y complejidad de relaciones sociales, han tenido un impacto en la evolución de nuestro cerebro a través de miles de años, haciendo que el neocórtex evolucionara para responder a estas exigencias cognitivas, y se hiciera más grande, al punto de convertirse en al rededor del 90% de nuestro cerebro.

El neocórtex, es la parte de nuestro cerebro que se encarga del razonamiento, el pensamiento lógico, la consciencia, la reflexión, la toma de decisiones, la memoria, y el lenguaje, entre otras funciones. Y a nivel social, hace posible el control y la gestión de impulsos, emociones, conductas, la negociación, la consideración hacia los demás, y la convivencia con otros.

En ese orden de ideas, al vivir en sociedad, nuestras estrategias reproductivas han tenido que responder a ese entorno, por lo cual, una estrategia reproductiva exitosa, trae consigo, una estrategia de éxito social en general. En palabras más simples, las mujeres de esa comunidad, sólo se permiten llevar la reproducción a cabo con un hombre que sea apto para expandir la prole, así que, un hombre con éxito social es un excelente indicador de selección para ellas.

Claro que, no sólo es cuestión de reproducción, también es cuestión de estatus y jerarquía. No sé cuál es tu ideología ni tu pensamiento respecto a la sociedad, sin embargo, lo único que podemos dar por sentado, es que en todas las sociedades humanas que han existido y existen, hay personas con posiciones más privilegiadas que otras. Y para alcanzar esas posiciones y avanzar dentro de la sociedad, nuestro cerebros han aprendido e inventado estrategias para obtener éxito social, como generar asociaciones o grupos selectos, decir mentiras, perfeccionar la habilidad de la persuación, etc.

Y por otro lado, al igual que los animales, aprendemos más por medio de la interacción con otros, que por el método de prueba y error, incluso, cuando eres autodidacta, por ejemplo, cuando lees un libro, estás aprendiendo de los conocimientos que otro ha plasmado. En el caso de los animales, estos aprenden ciertas cosas de sus padres y/o su manada, por ejemplo, en una investigación, se dejo a unos macacos rhesus jóvenes -animal que normalmente ante una disputa, prefiere el conflicto- durante cinco meses, con un grupo de macacos rabones -animales más propensos a resolver las disputas por medio de la conciliación pacífica-, y los macacos rhesus aprendieron esa conducta conciliadora, e incluso, la llevaron consigo aún cuando estaban con otros macacos rhesus que no habían vivido su experiencia.

Esto último demuestra cuán importante y cuánta incidencia tienen el tipo de personas con las que nos relacionamos, porque tendemos a emular ciertos hábitos y conductas de aquellos más cercanos a nosotros. Así que, si las personas con las que andas no se parecen en nada a lo que quisieras ser, entonces, cambia de amigos.

Ponte a socializar ahora mismo

Decirte que si socializas un montón te hará crecer tu neocórtex, sería mentirte. Aunque si lo haces, y tus futuras generaciones lo hacen también, eso puede guiar a una evolución cerebral que muy seguramente no disfrutarás, pero a la cual aportarás bastante.

Lo que sí puedes disfrutar de socializar mucho, es la creación de una amplia red de contactos, con la que puedas llevar a cabo todos esos grandes proyectos que tienes en mente, pero que tú sólo nunca podrías acometer. Porque citando palabras de alguien que admiro y respeto tanto como Alvaro Reyes: <<…no importa cuán bueno seas en algo, si no tienes habilidades sociales, estarás destinado a trabajar en los sueños de alguien más, pero nunca en los tuyos.>>.

Si en este momento tienes esa conversación limitante contigo mismo, donde te dices <<no soy muy sociable>>, que sepas que socializar es una habilidad, que a algunas personas se les da mejor que a otros de forma natural, pero en todo caso, sigue siendo una habilidad. Y como tal, puedes perfeccionar esa habilidad si trabajas constante y conscientemente en ella.

¿Cómo empezar a socializar?

Inicia por lo fácil, o sea, contigo mismo. Tienes que empezar a conocerte, y empezar a amarte, porque de lo contrario, la gente que llegará a tu vida quizá no sea lo más deseable, pero será la que te mereces. El auto-conocimiento es vital, porque con este es que podrás empezar a compartir con otros, aportarle a otros, y aprender de otros.

Segundo, socializa con tus círculos sociales actuales. Cómo pretendes ampliar tu red de contactos, si la relaciones actuales que tienes no las alimentas. Subsana cualquier herida con tu familia y amigos, empieza a compartir más tiempo con ellos, intenta comprenderlos y hazte comprender por ellos. Esto tendrá dos cosas como resultado: (1) Mejorará tus relaciones sociales actuales (2) convertirá la acción de socializar en un hábito en tu vida.

Y tercero, empieza a conocer personas nuevas. ¿Suena difícil? Pues te sorprenderás al saber que es algo tan simple como decir <<hola>> y aportar valor desde el primer momento con tu nivel de energía y tu intención. No con todos conectarás, y te llevarás uno que otro rechazo, pero esta es la parte de socializar que debes perfeccionar, si es que quieres desarrollar tus estrategias para tener éxito social y reproductivo, además de que con esta habilidad, serás tú quien tome las riendas de su vida, y no vivirás a merced del entorno.

Ahora te pregunto: ¿Con cuántos vas a socializar hoy mismo?

Nota: si quieres aprender la forma en la que puedes hacer amigos, te invito a leer este artículo: La clave para hacer amigos y enemigos.


Parte de lo que has leído acá, lo puedes profundizar aún más en este artículo.

Querido lector, gracias por haber llegado a este punto. Espero que tus relaciones y habilidades sociales sean cada vez mejores. Si tienes aportes u opiniones, déjalas en los comentarios. Si consideras que lo que has leído puede beneficiar a otros, entonces compartelo, y socializa con ellos. Hasta una próxima publicación.

Ser Insoslayable

Jean Pierre B

contacto@serinsoslayable.com

7 comments

Dejar un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *