Cuántas veces has estado en situaciones donde lo que te sucede es algo que no quisieras porque aspiras a más, o donde te has sentido excluido o rechazado de alguna manera. Ya sabes, cosas como que lo que llega a tu vida está por debajo de los estándares que desearías tener, o como que las personas que te rodean no son precisamente con quienes quisieras estar, e inclusive, las personas con las que quisieras tener contacto nunca llegan a tu vida.

Si te ha pasado, sabrás que se siente horrible vivir algo así, pero no lo tomes como un castigo o una maldición que ha recaído sobre ti, mejor tómalo como una señal de que debes mejorar algún aspecto o tu vida en general, porque…

Atraemos lo que somos

¿Quieres una pareja físicamente muy atractiva, pero tus hábitos de vida están muy lejos de ser sinónimos de saludables? ¿Quieres amigos muy sociables, pero te cuesta decirle buenos días a las personas que ves en tu día a día? ¿Quieres tener más dinero, pero te la pasas desperdiciando el tiempo? ¿Quieres alguien que te quiera, cuando tú no tienes amor propio? Etc.

Como verás, no puedes pedir nada más allá de lo que merezcas ni de lo que eres. Así que, si quieres que a tu vida lleguen cosas y personas mejores, entonces mejora tú y ofrece más valor del que pides. Hazte responsable de lo que sucede en tu vida, el universo es tan perfecto que si te ve esforzándote para ser mejor, te dará mejores recompensas en el futuro.

No sólo mejores en tu parte superficial (como tu apariencia o tu valor percibido), también debes evolucionar en tu fuero más interno, aumentando tu nivel, haciéndote con una mentalidad más grande y poderosa, que te permita ver más allá del mundo que ahora puedes ver. Si lo haces, será cuestión de tiempo para que empieces a ver cómo poco a poco las cosas que atraes serán mejores que las de antes, verás como las oportunidades que te surgen son más grandes y beneficiosas, y verás como las personas que llegan a tu vida serán más interesantes y atractivas.

Auto-conocimiento: el polvo sobre el espejo

Si te preguntas cómo empezar a mejorar y evolucionar en tu vida, todo inicia con un proceso de auto-conocimiento. Imagina que hay un espejo que no has usado en muchos años, y por falta de uso está lleno de polvo; como lo vas a utilizar de nuevo, intentarás limpiar ese polvo, pero muchas de esas partículas saldrán volando por el aire hacia tu rostro, y ese será tu primer contacto con el espejo.

En la historia anterior, el espejo se refiere a ti y a lo que refleja tu ser, en cuanto al polvo, se refiere a las cosas malas que hacen parte de ti, y aunque pueda que no las reconozcas todavía, puedes trabajar en ellas para mejorarlas. Por consiguiente, cuando inicias tu proceso de auto-conocimiento, lo primero con lo que te encontrarás será con todo lo malo que tienes y eres, lo que significa que no es un proceso bonito al principio, y es la razón por la cual me atrevo a decir que muchas personas no hacen el deber de conocerse a sí mismos, y viven a merced de otros por no ser capaces de responsabilizarse y aceptar sus propias vidas.

Tener el polvo flotando en tu cara, es identificar los defectos y las cosas malas que posees. Puedes hacer como la mayoría y apartarse del espejo en el instante en que el polvo sale volando hacia ellos, o sea, ignorar esas cosas malas culpando a otros y al entorno por ellas. O puedes seguir limpiando hasta ser capaz de ver bien el espejo, o sea, reconocer que lo malo es consecuencia de mis acciones, mis actitudes, y pensamientos, en otras palabras: mi responsabilidad.

La limpieza y la desaparición del polvo, será posible cuando aceptes esa realidad, aceptes tu responsabilidad en ella, y trabajes para mejorarla. Así que, si reconoces que físicamente tus hábitos te alejan de un estado de salud óptimo, intelectualmente no eres una máquina de aprendizaje continuo, socialmente no eres capaz ni de saludar a las personas más cercanas, espiritualmente transgredes tus principios, y financieramente no inviertes en ti ni en tus sueños (o los problemas que sea que tengas en cada una de las áreas más importantes de tu vida); por fin podrás saber tanto por qué tienes esos problemas, como qué puedes hacer para resolverlos. Pero cuidado, mientras no asumas tu responsabilidad en el caso, dará igual que las sepas o no, porque seguirás estancado en el mismo punto.

Cuando has limpiado el polvo, ahora sí podrás ver el espejo y su reflejo, o sea, por fin podrás ver el verdadero tú. Porque al igual que necesitas aceptarte para solucionar tus cosas malas, también necesitas aceptarte para quererte y evolucionar.

Evoluciona como un Ser Insoslayable

Si eres un lector frecuente de esta página, de seguro has abrazado la filosofía que aquí manejamos. Y en caso de que sea la primera vez que lo leas, te la resumiré simple: Ser Insoslayable es la filosofía de toda aquella persona que desee trascender, y se basa en la mejora de las partes física, intelectual, social, espiritual, y financiera, de tu vida. Tomando las riendas de tu vida en cada una de esas partes, será la forma en la que serás insoslayable.

Y para evolucionar respecto a nuestra filosofía, te diré acciones concretas para que hagas desde ya:

  • En cada una de tus partes, mira cómo estás actualmente, y define como quisieras estar. Cuando sepas lo segundo, define las acciones necesarias que te harán llegar a ese punto deseado. Por último, comprometete y responsabilizate por la consecución de esos resultados.
  • Cada parte no es excluyente de la otra, sino al revés, complementarias entre ellas. Por eso, intenta buscar la manera en que tus objetivos sean lo más sinérgicos posible, y ten presente que una mejora en una parte, automáticamente significa una mejora en las demás. Por ejemplo, si deseas aprender un tema particular y a la vez mejorar tu estado físico, puedes escuchar audios sobre el tema mientras haces ejercicios de cardio, dos ganancias a la vez. Y por otro lado, mejorar tu estado físico te dará más energía y mejor funcionamiento cerebral, lo cual te permitirá aprender aún más.
  • No podrás evolucionar significativamente en ninguna de las partes, si no modificas tu sistema de creencias. Debes creer firmemente que lo que estás haciendo te llevará donde quieres estar, pues si no lo crees, tú te sabotearás en cualquier momento, y los resultados que buscas nunca llegarán.

Cuando evoluciones como persona, verás que las cosas y las personas que llegan a tu vida, serán cada vez mejores. Pero claro, no se trata nunca de esperar quietos a que lo demás venga hacia nosotros sin hacer nada. Parte de tu evolución y mejora, será demostrándole al universo que vas hacia aquello que quieres. Así que la próxima vez que quieras algo, pídelo a ver qué pasa, o haz las cosas que se requieran para obtenerlo, y en cuanto a las personas, acércate y di <<hola>>, aportando valor desde el principio, te llevarás sorpresas agradables.

Si sigues sin atraer aquello que deseas, sigue mejorando y evolucionando hasta que lo logres. Y recuerda que el universo es tan perfecto que si te pone algo frente a ti, es porque eso es lo que necesitas en ese momento para que reconozcas tus falencias, y para que puedas mejorar.


Querido lector, gracias por haber llegado hasta acá. Espero que las cosas que lleguen en futuro a tu vida, sean las que merezcas y evoluciones más allá de donde lo creas posible. Si tienes alguna opinión o aporte, déjala en los comentarios. En caso de que consideres útil lo que has leído, comparte este artículo y permite que otros sepan cómo atraer cosas mejores a sus vidas. Hasta una próxima publicación.

Ser Insoslayable

Jean Pierre B

contacto@serinsoslayable.com

4 comments

Dejar un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.