Parte Espiritual

El siguiente nivel: cuándo lo empezamos y cómo superarlo

¿Sientes que tu confianza para hacer aquello en lo que has sido al menos bueno anecdóticamente, está por los suelos? Buenas noticias, porque esa pérdida de confianza puede significar que has subido de nivel en ello.

Recuerda tus inicios

Identificaste esa actividad que hacía que tu corazón cantara con el solo hecho de imaginarte haciéndola. Aunque las primeras veces eras todo un desastre en ello, la pasión que sentías era tal que continuaste sin importar lo duro que fuera, sabías que con tu compromiso y tomando acción, sería solo cuestión de tiempo para poder sentirte en la cúspide de la primer montaña en esa larga cordillera que querías atravesar.

Conforme pasaba el tiempo, los frutos de tu esfuerzo empezaron a germinar, y ya no eras un desastre, pues ahora sentías que estabas a un nivel suficiente para poder mostrarte ante los demás. E inesperadamente para ti, otros que estaban empezando ese mismo camino, te tomaban a ti como punto de referencia y como ejemplo a seguir, lo cual te hacía sentir feliz y orgulloso por lo que habías logrado, pero a la vez confundido porque cuando mirabas el camino que te quedaba por delante, sabías que tenías más por aprender que por enseñar.

Transcurrió aún más tiempo, tus habilidades estaban más pulidas que nunca, y los demás quedaban asombrados por lo que eras capaz de hacer. Tu vida dio un giro brutal, ahora eras más competente, exudabas confianza y éxito, tus interacciones se volvieron más significativas que antes, y  tu grupo social pasó de ser de gente interesada en el entretenimiento, a ser de gente interesada en la resolución de problemas y el crecimiento.

Todo se veía genial, hasta que un día te diste cuenta que la cordillera aún no había acabado, y aún quedaban más picos que escalar.

El día que perdiste tu confianza

Hasta este punto, has encadenado una serie de éxitos que muchos otros desearían, pero cuando vas a hacer aquello que te los dio, no sientes la misma confianza que antes, es como si te la hubieran quitado, y como si empezaras casi de cero. Entonces, te empiezas a cuestionar si fue que has tomado una ruta equivocada.

Como estabas tan acostumbrado al éxito y a la confianza que te daban aquellas cosas que ya dominas muy bien, no te das cuenta de que has pasado al siguiente nivel de tu aventura. Por consiguiente, las habilidades que tienes ahora no son lo suficiente para completar este nivel, y esa es la razón de tu pérdida momentánea confianza. Nada mal eh, y tú que creías que era por algo malo.

Ahora solo resta que te pongas a mejorar y pulir tus habilidades, y dentro de poco verás como regresa tu confianza, pero esta vez con la diferencia que podrás hacer cosas que aún no eres capaz, y que inclusive, aún ni te imaginas.

Un nuevo nivel requiere una nueva mentalidad

Te puedo decir por experiencia propia que todos los avances significativos que he hecho en las áreas de mi vida que me interesan desarrollar, fueron precedidos por una evolución en mi mentalidad.

No fue por trabajar más duro, ni fue por dedicarle más tiempo, pues lo único que lograba era sentirme frustrado ya que me sentía estancado, pues sin importar cuánto esfuerzo le imprimiera, no veía los avances que quería.

La mentalidad es tu configuración mental, o sea, tu aproximación hacia aquello que tiene tu atención en ese momento. Muchas veces es la causa por la cual sin importar lo que hagas, no logras los resultados que quieres, y hasta que no trabajes en mejorar tu configuración mental, seguirás en el mismo punto.

Por ejemplo, en mi parte física, no fui capaz de mejorar mi apariencia significativamente hasta que mi mentalidad no se puso al nivel de una persona que tenía lo que yo deseaba. Y la forma en la que pude lograr evolucionar mi mentalidad fue educándome, haciendo cambios y mejoras graduales, y cambiando una serie de creencias que lo único que hacían era sabotear mi objetivo.

Así que, si quieres mejorar tus habilidades y superar el nivel en que te encuentras, los avances más poderosos que puedes lograr serán gracias a una evolución en tu mentalidad.


Querido lector, gracias por haber llegado hasta acá. Espero que esta reflexión te sea de gran utilidad, sé que lograrás pasar al siguiente nivel. Si tienes aportes u opiniones, déjala en la sección de comentarios. Si consideras que lo que has leído puede serle de utilidad a otros, compártelo con los demás. Hasta una próxima publicación.

Ser Insoslayable

Jean Pierre B

contacto@serinsoslayable.com

1 comment

Dejar un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.