Parte Intelectual

Programa tu mente y la de otros con un simple texto

Tienes una reunión importante, en la que se discutirán temas bastante relevantes que pueden generar un fuerte debate, y donde se tratarán varios asuntos, lo cual significa que pasarás un buen tiempo compartiendo con las personas que verás. En ese momento, cabe la posibilidad de que alguno de ellos pueda comportarse un poco contrario, o -en el peor de los casos- tóxico, y eso pueda hacer que la reunión se torne pesada, exista un conflicto, y no se completen los puntos de la agenda. Pero tranquilo, ya no hay que preocuparse por eso, pues te mostraré un método con el que puedes programar tu mente y la de los demás para que se comporten como deseas, con un simple texto.

Influir en el comportamiento

En un estudio hecho en 1996 por el investigador John Bargh, se hizo un experimento para ver si se podía influir en el comportamiento de los participantes con una simple acción. Los participantes fueron divididos en 3 grupos:

  1. El primer grupo fue el de <<condición grosera>>, quienes tenían que poner en orden una lista de palabras fuertes como atrevido, agresivo, perturbar
  2. El segundo grupo fue llamado <<condición decente>>, y este hizo lo mismo que el anterior, pero esta vez con palabras corteses como paciencia, respetar y respetuoso
  3. El último grupo fue el de <<condición neutra>>, y a diferencia de los anteriores, las palabras que les tocó no fueron ni fuertes ni corteses.

Cuando un participante terminaba de ordenar las palabras, tenía instrucciones de dirigirse por un vestíbulo hacia donde estaba el investigador, y decirle que había terminado. Lo que no sabía el participante, era que el investigador iba a estar en una discusión falsa y larga con otro investigador para cuando él llegara. El objeto de esto, era ver cuánto tiempo le tomaría a cada grupo interrumpir la discusión, para decirle al investigador que ya había hecho la tarea.

Dentro de un lapso de 10 minutos, 60% del grupo grosero interrumpieron, mientras que del grupo neutro lo hizo el 40%, y del grupo decente solo un 20%. Lección del experimento: La gente puede ser programada a nivel subconsciente a actuar diferente.

Uso de palabras para programar a otros

Antes de que tengas esa reunión importante con tus colegas de trabajo, esa negociación de algún contrato, una llamada para una entrevista, o una charla importante a nivel personal con tu pareja o amigos; utiliza la tecnología a tu ventaja y envíales un texto. Por ejemplo, un correo o un mensaje por whatsapp, donde utilices un lenguaje acorde a la acción que quieres inspirar, y evites palabras negativas que no quieres evocar.

Te mostraré dos ejemplos de un correo, siendo tu objetivo lograr la mayor efectividad en el desempeño, y el mejor trabajo en equipo. En el primero verás cómo no hacerlo, y en el segundo, cómo sí. La situación será informarle a tu equipo de trabajo sobre la agenda de la próxima reunión que hacen cada semana.

A) Correo incorrecto

Hola a todos

Como de costumbre, mañana jueves tendremos nuestra reunión semanal. Puede que sea un poco estresante por el tiempo limitado que tendremos, y eso puede generar un poco de problemas para conseguir todas las tareas de la agenda. Por eso, necesito que todos refuercen sus ideas por favor, y eviten hacer preguntas lentas y largas durante la reunión. Si necesitan preguntar algo, pueden hacerlo después por medio de un correo. Por último, envío adjunto la agenda. 

Jean Pierre 

B) Correo correcto

Saludos equipo

Mañana será nuestra reunión semanal. Espero que podamos ser lo más efectivos posible, porque tenemos mucho por tratar, y debemos sacar provecho a cada segundo que tendremos. Si todos pudieran preparar un resumen bien organizado de sus puntos, eso sería genial, porque así tendríamos más tiempo para resolver preguntas breves en caso de que surjan. De todas maneras, también puedes enviar las preguntas facilmente por correo, tras la reunión. Por último, he adjuntado nuestra agenda. 

Los mejores deseos

Jean Pierre

¿Notas algo diferente en los dos correos? Si bien ambos dan el mismo mensaje, en caso de que envíes el segundo, las personas que asistan a la reunión tenderán a ser más eficientes, y a estar más emocionadas. En cuanto a las respuestas que puedas recibir, con el primer correo, el lenguaje tenderá a ser más fuerte, en cambio, con el segundo, el lenguaje será más gentil y amable.

La clave para cuando escribas tus próximos textos cuando quieras programar a otros es: (1)Utilizar palabras positivas como efectivo, útil, objetivo, organizado, eficiente, juntos, y equipo. (2)Evita palabras negativas como presión, tarea, estrés, apresurar, y reforzar.

También te puedes programar a ti mismo

Escribe un diario, o algún tipo de texto de índole autorreflexiva como la poesía, y utiliza palabras de las emociones y acciones que quieres crear en ti. Recuerda que tu lenguaje es un reflejo de tu interior, por lo que un lenguaje negativo puede ser señal de que hay algo dentro de ti que no está bien del todo, y que debes resolver. Pues no es lo mismo decir <<fue un pésimo día>>, a decir <<fue un día donde encontré puntos a mejorar>>.


Gran parte de la información aquí contenida, fue basada en este artículo.

Querido lector, gracias por haber llegado a este punto. Espero que puedas programarte a ti y a los demás de la forma más positiva y potenciadora posible. Si tienes algún comentario o aporte, déjalo en los comentarios. Y si conoces a alguien que pueda beneficiarse montones por leer esto, te invito a que se lo compartas. Hasta una próxima publicación.

Ser Insoslayable

Jean Pierre B.

contacto@serinsoslayable.com

Dejar un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *