Parte Física

Sueño basura: Qué es y cómo evitarlo

Te despiertas en medio de la noche creyendo que ya es hora de levantarte, pero ves el reloj y te quedan como 2 horas más, así que te vuelves a dormir agradecido. Luego, suena tu despertador, el cual te asusta y te hace parar de la cama de un solo brinco, apagas ese sonido horrible que perturba tu sueño y que te está haciendo sentir fatal, pero espera, ya se fue el sonido y te sigues sintiendo mal. Tu día empezó con pie izquierdo, pues sientes que no has descansado lo suficiente, aún así no hay nada que hacer, tu día sigue y desde ya esperas con ansias que llegue la noche para descansar al fin. Sin embargo, al otro día te despierta la alarma y vuelves a sentirte igual, ahora te preguntas ¿por qué me está pasando esto? Razones hay muchas, pero la más probable es…

Sueño basura

De acuerdo a Chris Idzikowski, experto en desordenes del sueño, un sueño basura es un sueño interrumpido y mermado porque nuestro estilo de vida y nuestros aparatos electrónicos inhiben la producción de melatonina, adelantando así nuestros relojes biológicos.

Para entender mejor lo que nos dice Idzikowski, vamos a definir algunas cosas:

  • Ritmo circadiano: Es un ciclo interno de 24 horas, producto de millones de años de evolución, y que es gestionado por nuestro reloj biológico. Mira esta imagen para que veas cómo es un ritmo circadiano.
  • Reloj biológico: Es un mecanismo que se encuentra en lo más profundo de nuestro cerebro, encargado de regular nuestros sistemas internos, como patrones del sueño, la alimentación, la producción de hormonas, etc. Está adaptado a la rotación de la tierra, y se ajusta con estímulos externos como la luz natural.
  • Melatonina: Es la hormona que regula el sueño, se produce en la glándula pineal la cual responde a la luz. Cuando llevamos suficiente tiempo a oscuras la producimos para prepararnos para el sueño. La luz azul, como la de la luz natural o la de ciertos aparatos electrónicos, inhibe su producción.

Nuestros antepasados tenían una vida libre de aparatos electrónicos y de luces artificiales, siendo el fuego y el sol las únicas fuentes de luz con las que interactuaban. Cuando se ponía el sol, se preparaban para dormir, y cuando este salía, se despertaban. El tiempo que duraba la luz natural era el que empleaban para sus actividades, como cazar, comer, hacer sus necesidades, entre otras. Como ves, todo seguía un orden natural, y bajo esos parámetros fue que evolucionaron y se configuraron nuestros ritmos circadianos. Ahora dime, ¿en qué se parece tu vida actual a la de nuestros antepasados? Entre más diferencia haya, más en contra de tu naturaleza estarás.

De acuerdo a la descripción de sueño basura de Idzikowski, nuestros estilos de vida actuales tienen con los pelos de punta a nuestro reloj biológico, pues tendemos a dormir menos de lo que deberíamos, y con una calidad pésima. El uso de tanta tecnología en la cama y poco antes de dormir, no permite que la melatonina haga el trabajo que tiene que hacer en nosotros. Además, el sueño debe ser ininterrumpido, así que si eres de los que se despierta una o más veces en medio de la noche, déjame decirte que tienes un serio problema que está afectando la calidad de tu sueño. Todo esto es el sueño basura.

¿Cómo empezar a solucionarlo?

Si eres víctima del sueño basura, y quieres saber cómo empezar a corregirlo, te daré algunas recomendaciones a continuación:

  • Siempre que necesites sincronizar tu reloj biológico, hazlo con la luz natural y evita la artificial. ¿Cómo? Siempre que puedas, haz tus cosas al lado de una ventana, o mejor aún sal afuera y deja que el sol te ilumine. Si vas a un sitio con naturaleza, ganancia doble, descubre por qué en este artículo: ¿Cómo duplicar tu enfoque con facilidad?
  • Creo que sobra decirte que el mejor momento para dormir es cuando no hay luz del sol, o sea de noche. Por eso, si te acuestas a dormir cuando está el sol, estas yendo en contra de tu reloj biológico. Ouch, malas noticias para aquellos que trabajan el turno nocturno, y trasnochan sin sentido, porque a la larga eso les pasará factura.
  • ¿Acabas de despertar? Entonces tranquilo, baja el ritmo, tomate las cosas con más calma, pues la calidad del sueño depende de lo que hacemos desde el momento en que nos despertamos. Si todas tus mañanas son agitadas, haz los cambios necesarios para que no sean así. Intenta lograr que hora y media después de despertarte, sea para hacer tus cosas pero sin que eso te genere estrés alguno, ya sabes, cosas como desayunar, hidratarte, ducharte, etc.
  • Por la noche nada de luz azul. Bueno, al menos baja su intensidad, o busca luz roja o amarilla, e incluso, utiliza velas, para que te ilumines con el fuego como nuestros antepasados.
  • Duerme desnudo, sí así como lo lees, sin ropa. Te invito a leer un artículo donde te explico mejor de qué va lo que te digo: Dormir desnudo mejora tu sueño y tu salud.

Gran parte de la información aquí contenida, fue basada en el libro Dormir de Nick Littlehales.

Querido lector, gracias por haber llegado a este punto. Espero que no seas víctima del sueño basura, y que cada noche encuentres un descanso inmejorable. Si tienes algún aporte u opinión, déjalo en comentarios. En caso que conozcas alguna víctima del sueño basura, hazle llegar este artículo para que empiece a mejorar la calidad de su sueño. Hasta una próxima publicación.

Ser Insoslayable

Jean Pierre B

contacto@serinsoslayable.com

4 comments

Dejar un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.