Parte Social

El peor error haciendo networking en redes sociales, y cómo evitarlo

Quizá te ha pasado, estás en tu cuenta de Instagram, y de repente te llega una notificación, la cual dice: AlguienX ha comenzado a seguirte. Eso te da curiosidad, así que entras en la cuenta de esa persona, y en su descripción encuentras cosas como emprendedor, negocios, entre otras cosas. Y luego, revisas sus imágenes, y muchas de ellas son frases de motivación y emprendimiento.

Déjame decirte que, muy probablemente esta persona pertenece a una modalidad de red de mercadeo. Obviamente, puede que él/ella pertenezca a otro tipo de negocios, como el marketing de afiliados, pero es mucho más probable lo primero. En caso de ser así, esta persona sólo está haciendo lo que le enseñaron en su red para hacer networking en redes sociales, lo cual es básicamente y en general, seguir a muchas personas diariamente -siento decirte que no te sigue porque le pareciste especial-, esperando a que le sigan de vuelta y ver si se dan las cosas para mostrarles el negocio. Algunos van un poquito más allá, y le darán me gusta a alguna publicación tuya, pero nada más.

Esa técnica de seguir de forma masiva muchas cuentas, me parece bastante inefectiva, porque tratas a las personas como cualquiera, y a nadie le gusta sentirse así, por consiguiente te ignorarán. Quizá tengas más éxito con un me gusta o un retweet, sin embargo, sigue siendo igual de inefectivo por la misma razón.

Queremos sentirnos especiales

La clave está en hacer sentir a la otra persona como alguien que no es cualquiera, en quien has visto algo especial. Y esto se logra por medio de la exposición, pues dar un like, o seguir una cuenta lo hace cualquiera. Pero, enviar un mensaje en el que congratulas a la otra persona por algún logro, o le pides una opinión respecto a un tema, entre otros ejemplos, casi nadie lo hace, por eso cuando esto ocurre, generas interés en la otra persona.

Claro que, hay que tener cuidado, y saber hacerlo, porque de lo contrario puedes arruinarlo por completo. Por ejemplo, recuerdo que una vez en Twitter, alguien que yo no seguía ni conocía, me mencionó en un Tweet agradeciéndome pero no decía por qué causa, y al lado  del gracias, había un enlace a una publicación de su blog. No te miento si te digo que eso me causó curiosidad, así que decidí entrar en el enlace, y leí el contenido creyendo que citaba algún contenido mío o algo parecido. Pero contrariamente a eso, era un artículo en el que invitaba al lector a que hiciera parte de su equipo multinivel. Después de leerlo, pasé del interés que me había generado, a sentirme un tanto engañado, así que decidí ignorarlo.

En el ejemplo anterior, la persona hizo perfecta la parte de generar interés, pero como no fue con algo genuino, echó todo ese interés por la borda, por lo cuál, no se trata solo de llamar la atención, sino de conectar de forma auténtica. Por ejemplo, recuerdo que en el año 2013 yo estaba metido en el mundo del beat making. Me encontraba en mi cuenta de Facebook, y recibí una solicitud de amistad de un Dj, pero no solo eso, la solicitud iba acompañada de un mensaje en el que él me saludaba amigablemente, me mostraba un poco de su trabajo y me pedía tanto una opinión, como que le mostrase cosas que había hecho yo. Ese mensaje captó mi atención por completo, revisé su material, lo felicité diciéndole lo que me había gustado de este, le mostré mi material, y tras recibir su opinión, acepté su solicitud de amistad. Sobra decir que hasta el día de hoy, él sigue siendo uno de mis contactos, aún cuando ya no estoy dentro de ese mundo.

El tipo de relaciones por las que abogo, son aquellas que generan valor por sí mismas y son reciprocas. Por consiguiente, ambas partes tienen algo que ofrecerle a la otra, y existe un interés mutuo por mantenerla y alimentarla. Este principio aplica igual en las relaciones en redes sociales. Si tienes esto claro, sólo me resta decirte que cuides tu contenido, que este siempre esté alineado con la persona que eres y quieres mostrar, recuerda que tus fotos, vídeos, y demás tipos de publicaciones, son tu carta de presentación en el mundo virtual.

Para resumir:

    1. Sé alguien que tiene cosas de valor para ofrecer a los demás.
    2. Haz que tus publicaciones (fotos, vídeos, etc.) sean reflejo del primer punto.
    3. Encuentra personas que de acuerdo a sus publicaciones, sientas que puedan aportarte valor a ti.
    4. Si quieres sigue a esa persona y dale like a sus publicaciones. Sin embargo, expónte un poco más, envíale un mensaje privado que capte su atención, y que sea por algo genuino. En caso que te dé miedo hacerlo, piensa que lo peor que puede pasar es que te ignore y ya, la vida sigue.
    5. Si has recibido respuesta, alimenta periódicamente la relación. Un simple mensaje en donde le pidas una opinión, o donde le digas que te parece genial la foto que publicó de su último viaje, e incluso, preguntado y mostrando interés real por su vida, no sabes qué sorpresa te puedas llevar. Si la otra persona no muestra señales de abrirse a ti, hazlo tú primero, muestrale que eres alguien real, con miedos, sueños, y aspiraciones igual que él/ella, después verás como la otra persona lo hace también.

Y en cuanto a los negocios, enfócate primero en generar relaciones auténticas con las personas, aplicando el principio que te mencioné. Después de que la relación exista de verdad, ahora sí podrás hablar de negocios, pero ahora con la certeza de conocer las necesidades de la otra persona -en caso que quieras venderle algo-, y las cosas que puede él/ella puede aportarte -en caso de ofrecerle una sociedad, o pedirle inversión, por ejemplo-.

Por último, te propongo un desafío. Durante 7 días, empezando desde el día en que leas este artículo, vas a hacer networking por cualquiera de las redes sociales que quieras, pero de la forma en la que te digo. Pasado los 7 días verás resultados increíbles. ¿Qué dices? ¿Te atreves a hacerlo y tomar acción ahora mismo?


Querido lector, muchas gracias por haber llegado hasta acá. Espero que tu networking mejore exponencialmente, tras aplicar el principio aquí mencionado. Deja en los comentarios tu experiencia con el desafío. Finalmente, comparte este artículo con esos amigos que están cometiendo error tras error en las redes sociales, para que el networking que hagan, empiece a ser auténtico. Hasta una próxima publicación.

Ser Insoslayable

Jean Pierre B.

contacto@serinsoslayable.com

Twitter: @Pierre_GL

Instagram: jean_pierre_bernal

2 comments

Dejar un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.